Results tagged ‘ la temporada ’

Buena forma de arrancar la segunda mitad

Si hubo algo que durante la primera parte de la temporada afectó el récord de los Medias blancas fue el deficiente trabajo hecho por el bullpen del equipo.

Mejorar ese desempeño del cuerpo de relevistas del equipo es una necesidad para esta segunda mitad de la campaña, eso si se aspira a finalizar la temporada con un récord alrededor de los .500. Para eso no se pueden desperdiciar las ventajas que se botaron en la parte final de los primeros 96 juegos que se disputaron en esta temporada.

Hoy, ese bullpen de los Medias Blancas, dio una señal positiva, hizo algo que no hizo durante la primera parte de la campaña y fue trabajar de forma perfecta en un encuentro en el que el bullpen trabajo cuatro episodios. Esa labor fue clave para que al final el equipo pudiera llevarse la victoria 3-2 ante los Astros de Houston.

Daniel Webb fue quien encabezó ese trabajo del staff de relevo de los patiblancos, al lanzar dos entradas, en las que ponchó a tres bateadores. La ofensiva respaldó su trabajo dándole vuelta al marcador permitiéndole cargar con la victoria.

Ronald Belisario también contribuyó con un episodio impecable, en el que ponchó a un hombre. Buen trabajo por el venezolano que finalizó la primera parte de la temporada maltratado por los rivales.

Zach Putnam fue esta vez el encargado de cerrar el juego y lo hizo de forma contundente, al ponchar a los dos primeros bateadores a los que se enfrentó para después dominar con un rolling a las manos de Conor Gillaspie, en la tercera base, al últimos bateador del juego, Matt Dominguez.

El trabajo de estos tres apagafuegos se encadenó, además, con la sólida labor que hiló José Quintana en la parte final de su actuación en la que retiró a los últimos diez bateadores a los que se enfrentó.

Al final el pitcheo de los Medias Blancas logró retirar en fila a los últimos 22 bateadores los Astros y eso le abrió la oportunidad al equipo de llevarse esta victoria.

Obviamente no se puede pensar, ni se puede pedir perfección durante esta segunda mitad de la temporada, no porque no se quiera que sean perfectos, sino porque simplemente es surreal pensar que un staff de pitcheo puede ser perfecto en 75 juegos. Pero lo que si se puede pedir, a lo que si se puede aspirar es a tener consistencia en la efectividad del trabajo, en no ser ese cuerpo de pitcheo que tuvo la cuarta peor efectividad (4.18) de la Liga Americana en el primera mitad (abridores: 4.32-4tos y relevistas: 3.90-6tos).

Si el bullpen es capaz de lograr eso, pues los Medias Blancas tendrán oportunidad de tener una exitosa segunda mitad de campaña.

Aquí algunos datos de lo terrible que fue la primera mitad para el pitcheo del equipo:

- La efectividad colectiva fue de 4.18, la cuarta peor de la liga.

- El whip colectivo fue de 1.387, el tercero peor de la liga.

- La relación de ponches por boletos, que fue de 1.92, fue la peor del circuito.

- Los abridores tuvieron marca de 32-34, con 4.32 de efectividad (cuarta peor), 1.365 de whip (quinta peor) y una relación ponches por boletos de 2.25 (la quinta peor).

- Los relevistas dejaron marca de 13-17, con 3.90 de efectividad (quinta peor), 1.43 de whip y una relación de ponches por boletos de 1.47 (la peor).

- Cuando el relevo tuvo la oportunidad de trabajar en juegos en los que había oportunidad de salvar su marca fue de 2-4, con 4.50 de efectividad (la cuarta peor), whip de 1.41 (la quinta peor) y un porcentaje de ponches por boletos de 1.58, el peor.

Contrastes en la quinta semana

Los Medias Blancas cerraron hoy la quinta semana de la temporada con una emocionante victoria ante los Indios de Cleveland.

Ese triunfo le permitió a Chicago detener en cuatro la cadena de derrotas en la temporada -igualando mayor cantidad de reveses consecutivos en la campaña- y ponerle fin, igualmente, a la seguidilla de ocho juegos perdidos en el Progressive Field, de Cleveland.

Esta vez el héroe fue Dayán Viciedo, quien con su segundo jonrón del 2014 remolcó tres carreras que sirvieron para darle la vuelta al marcador en el noveno inning y sentenciar en el último episodio el triunfo 4-3.

El cuadrangular de Viciedo fue tan solo uno de los pocos batamos importantes y oportunos que pudieron ligar los Medias Blancas en la semana, en la que apenas ganaron dos juegos y perdieron cuatro, en parte por la baja en la producción ofensiva del equipo, luego de haber registrado un encendido inicio.

En los seis encuentros que disputó en la semana, Chicago tuvo promedio .252 con hombres en las bases. Pero en los tres últimos juegos juegos, los de la serie ante los Indios, tan solo conectaron para .190 en esa situación.

Además con hombres en posición de anotar su promedio fue de .185.

Esa combinación de improductividad ofensiva atentó con la intención de tener un mejor récord en esta semana, en la que el equipo recibió su tercer blanqueo de la campaña, éste a costas de los Indios.

La baja ofensiva de los Medias Blancas, que pese a todo se mantiene como uno de los mejores conjuntos en el apartado de bateo en la Liga Americana (.263-AVE-4to, .422-SLG-2do, .750-OPS-3ro y 163 carreras, líderes en ese departamento).

Pero claro, esperar que la producción ofensiva que el equipo tuvo en las primeras cuatro semanas de la campaña se mantenga durante toda la temporada, sin variación, es un absurdo.

También hay que recordar que la ofensiva está disminuida al no contar con Adam Eaton, Conor Gillaspie, Avisail García, sin contar que Gordon Beckham aún no ha tomado completamente el ritmo ofensivo.

Pero en la vía opuesta a lo que fue el bajón ofensivo, los Medias Blancas contaron con una mejoría significativa en su cuerpo de relevo, que en esta última semana dejó una efectividad de 0.89, al tan solo aceptar dos carreras limpias en 20 entradas y dos tercios.

Esa labor de los apagafuegos es importante que sea contenida y consistente de ahora en adelante, porque esa es un área vital en las aspiraciones del equipo.

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.