Results tagged ‘ josé quintana ’

Buena señal para el pitcheo abridor

Durante la mayor parte de la temporada el pitcheo de los Medias Blancas de Chicago ha sido inconsistente en todas sus líneas, incluyendo el abridor, en el que solo José Quintana y John Danks se han mantenido lanzando, sin pausa, desde el arranque de la campaña.

En ese staff de iniciadores las lesiones de Chris Sale, se perdió un mes por problemas en su antebrazo izquierdo, y Felipe Paulino, hombro derecho, afectaron el rendimiento del cuerpo de abridores, así como la propio oportunidad desaprovechada por el novato Erik Johson.

Ante esos inconvenientes los Medias Blancas han utilizado a Héctor Noesí, André Rienzo y Scott Carroll como iniciadores eventuales, lo que tampoco le ha dado consistencia a la rotación del equipo.

En la última semana, sin embargo, el cuerpo de abridores de los ChiSox dio una señal positiva en ese camino a buscar la consistencia que no han podido alcanzar en toda la campaña. En los tres juegos de la serie ante los Orioles de Baltimore y en los cuatro frente a los Azulejos de Toronto, los iniciadores de los Medias Blancas fueron efectivos, salvo una excepción (Carroll).

El staff de abridores la semana anterior permitió 14 carreras en siete juegos, pero de esas anotaciones solo nueve fueron aceptadas por los regulares de la rotación, ya que Carroll, quien ha estado como relevo e iniciador, tuvo una apertura en la que toleró cinco carreras.

Si sacamos el promedio nos damos cuenta que los iniciadores de los Medias Blancas aceptaron dos carreras por encuentro en la semana anterior, en la que se enfrentaron a dos de los equipos más ofensivos de Grandes Ligas en esta campaña. Eso, sin duda, debe ser tomada como una buena señal.

 

José Quintana se puso los pantalones

Esta semana en medio de la cadena de cinco derrotas que tenían los Medias Blancas, el manager del equipo, Robin Ventura, arengó a sus peloteros invitándolos a tomar la responsabilidad de la situación y a dar un paso adelante para salir de ella.

Fue en ese momento en el que Ventura dijo: “necesitamos ponernos los pantalones”. Fue ahí cuando entonces el zurdo colombiano, José Quintana, salió al frente y, sin mucho escándalo, tomó la batuta el liderazgo.

El zurdo primero frenó a los Orioles de Baltimore, para cortar esa cadena de derrotas del equipo, y luego maniató a los Azulejos de Toronto, para darle a los Medias Blancas su tercer triunfo en la serie de cuatro ante los Azulejos de Toronto.

En las dos presentaciones que tuvo en la semana, Quintana acumuló 14 entradas, en las que solo aceptó nueve hits y una carrera, ponchó a 14 y dio cinco bases por bolas. Además se llevó la victorias en ambas presentaciones.

Ese trabajo combinado del colombiano debe servirle para ser considerado para la distinción al mejor pelotero de la semana, en la Liga Americana. Un premio que podría ganar por primera vez en su carrera.

Sin embargo, y más allá de ser nombrado para esa distinción, el zurdo demostró una vez más, como lo ha hecho desde su debut en Grandes Ligas, el 7 de mayo del 2012, su aplomó y capacidad para salirle al frente a las adversidades y darle la oportunidad al equipo de ganar, en cada una de sus presentaciones.

La consistencia y actitud de Quintana son sus principales virtudes como lanzador, junto, obviamente, con su talento para lanzar strike. Esa cualidades lo han llevado a ser uno de los líderes en el pitcheo de los Medias Blancas y por tanto uno de los pitchers más confiables del equipo. Esta semana lo volvió a demostrar.

 

Sentir mundialista

Dayán Viciedo -Brasil-, José Quintana -Colombia-, Javy Guerra -México-, André Rienzo -Brasil-, Adam Eaton -Estados Unidos-, Alexei Ramírez -Argentina-, y José Abreu -Francia- posaron con las camisetas de sus selecciones favoritas en la Copa del Mundo Brasil 2014

Dayán Viciedo -Brasil-, José Quintana -Colombia-, Javy Guerra -México-, André Rienzo -Brasil-, Adam Eaton -Estados Unidos-, Alexei Ramírez -Argentina-, y José Abreu -Francia- posaron con las camisetas de sus selecciones favoritas en la Copa del Mundo Brasil 2014

La fiebre del mundial Brasil 2014 ha inundado a los jugadores de los Medias Blancas de Chicago.

Este viernes, en el inicio de la Copa del Mundo 2014, los integrantes de los ChiSox vistieron las camisetas de sus equipos favoritos en la máxima cita futbolística del planeta.

Andre Rienzo, desde luego, era el más orgulloso de todo, al portar la camisa de su país, Brasil, que además es el anfitrión el evento. Alexei Ramírez llevaba la de Argentina, con el número diez de Lionel Messi. Adam Eaton portaba la de su selección, Estados Unidos. Dayán Viciedo tenía la de Brasil. El barranquillero, José Quintana, llevaba la de Colombia, apoyando a su país. José Abreu, por su parte, se vistió con la de Francia. Mientras que Javy Guerra vestía la de México.

En medio de este grupo y debido a la pasión que desata el mundial, Rienzo y Ramírez hicieron una amistosa apuesta, en la que si Brasil gana el campocorto tendrá que ponerse la camiseta canarinha y posar con ella, mientras que si es Argentina la que gana el mundial será el brasileño el que se vista con la albiceleste.

“Alexei no sabe nada de fútbol. Nosotros vamos a ganar. Espero que así sea, porque si perdemos y me tengo que poner la camisa de Argentina y tomarme una foto no sé donde me voy a meter cuando regrese a mi país”, dijo Rienzo.

Durante el primer tiempo del partido inaugural, entre Brasil y Croacia, en el dugout de los Medias Blancas todo lo que se conversaba era de fútbol y lo que se ligaban eran goles, no jonrones, ni ponches. Esa es la fiebre del mundial.

José Quintana mostró su magia frente a Boston

José Quintana tuvo uno de sus mejores actuaciones de la temporada y de su carrera el martes en la noche, frente a los Medias Rojas de Boston, mostrando la magia que ha tenido con él desde que debutó en Grandes Ligas, el 7 de mayo del 2012.

El colombiano se batió anoche en un duro e intenso duelo frente al venezolano, Félix Doubront, pero al final fue él quien se llevó la mejor parte, al hilar seis entradas y un tercio sin hits ni carreras, hasta que en el séptimo episodio, en un contacto con bate partido, le disparó un sencillo al jardín central.

Desde el inicio del juego, José ejecutó el plan que había estado confección desde su última aperturas y que consistía en atacar a los bateadores, en trabajar en las esquinas y en jugar con ellos luego de enfrentarlos por primera vez. Así los dominó y los sacó de pasó durante esas primeras seis entradas y un tercio que labró sin hits y que lo condujeron a su tercer triunfo de la temporada.

Con ese trabajo frente a una de las ofensivas más temibles de las Grandes Ligas, Quintana mostró una vez más su valía y por qué es considerado uno de los lanzadores con mayor garra y compostura dentro de los Medias Blancas de Chicago. No en vano en estos momentos es el tercero en juegos ganados (3) y en efectividad (3.48).

Quintana llegó a 14 entradas y un tercio de forma consecutiva sin permitirle carrera a los Medias Rojas.

 

Sin sorpresas, Chris Sale lanzará en el Opening Day

Suprise, Arizona.- En el post anterior ya lo habíamos asomado, no debía haber sorpresa en la designación de Chris Sale como el abridor de los Medias Blancas de Chicago en el juego inaugural de la campaña, el primero de abril, frente a los Reales de Kansas City, en el U.S. Cellular Field.

Ayer en la tarde, y luego de la presentación del zurdo ante los Atléticos de Oakland, el manager, Robin Ventura, hizo el anuncio oficial: “Chris Sale será el abridor del Opening Day”.

No podía ser de otra manera, Sale es el mejor lanzador actualmente de los Medias Blancas, viene de una temporada sólida, en la que ganó 17 juegos, tuvo efectividad de 3.05 y ponchó a 192 hombres en 192 entradas de labor. Todo eso en su primera campaña a tiempo completo como abridor en las mayores.

Desde que los ChiSox lo tomaron en el draft universitario del 2010 lo había proyectado como el líder futuro de su rotación de abridores, y ese futuro ya es hoy presente, por lo que no había razón para que Sale no fuera el designado para iniciar el juego del Opening Day y de una vez asuma la responsabilidad de comandar al staff de abridores del equipo, que tras de él tiene a buenos escuderos en Jake Peavy, Gavin Floyd, José Quintana y probablemente Héctor Santiago en lugar de John Danks para el arranque de la temporada.

Durante este spring training, en el que hemos tenido la oportunidad de ver lanzar a Sale en dos de sus tres apertura lo hemos visto en ritmo, en forma, no en vano luego de su última actuación dijo que ya se sentía casi listo para comenzar la campaña, pese a que todavía faltan dos semanas y dos aperturas más para que termine su proceso de preparación en la pretemporada.

 

Nota sobresaliente en Toronto

Chicago.- Toronto siempre ha sido una ciudad difícil para los Medias Blancas, no importa la situación que los Azulejos estén atravesando ni cómo esté jugando Chicago, ganar ahí es un escollo complicado.

Esta vez, sin embargo, no importó la resistencia que pusieran los canadienses, porque los Sox están jugando en un nivel supremo y así lo demostraron ganando tres de los cuatro juegos, con lo que salieron de ahí con medio juego más de ventaja sobre los Tigres de Detroit, en la División Central de la Liga Americana.

Los Medias Blancas registrar ese éxito ante los Azulejos aportando de todo un poquito, creciendo durante la serie.

El primer encuentro fue uno de los peores del equipo en la temporada, en donde ofensivamente no se pudo hacer nada, fue prácticamente nula la producción, fabricando solo dos carreras, ambas como resultado de un par de jonrones de Adam Dunn.

En el segundo hubo mejoría, leve pero mejoría al fin y sirvió para conseguir la victoria, apoyando un buen trabajo de José Quintana y una estupenda actuación del bullpen, que simplemente se mantiene soberbio. Además, la defensa estuvo sólida y fue fundamental para alcanzar esa victoria.

En el tercero fue en el que finalmente despertó la ofensiva, conectando 11 hits –tres meses de los que se lograron de forma combinado en los dos primeros- y fabricando nueve carreras, una menos que el total combinado de los dos primeros juegos.

En el cuarto, para dar el golpe final y ganarle la serie a los Azulejos, los bates de los Sox vinieron sin vacilación, buscando acabar con los canadienses, pero no con sencillos, ni con dobles, ni con triples, con cuadrangulares, con batazos de larga distancia. Al final conectaron cinco jonrones, la mayor cantidad en un encuentro para ellos esta campaña y quedándose a dos del tope histórico de la franquicia.

Primero fue Dewayne Wise, quien en apenas tres encuentros como titular ha contribuido en grande, con dos vuelacercas y seis carreras remolcadas. A él le siguieron Dayán Viciedo y Tyler Flowers, con el séptimo back to back de la campaña para el conjunto. Por cierto el jonrón de Flowers aún no ha caído, fue uno de los más largos que se han conectado esta temporada. Posteriormente les tocó el turno a Alex Ríos y a Alexei Ramírez, quien le puso la guinda a la fiesta de batazos.

Hay que recordar que los Medias Blancas esta campaña tienen récord de 55 triunfos y 28 en juegos en los que ligan al menos un jonrón.

En este último juego ante los Azulejos también hay que destacar el trabajo que realizó el abridor dominicano, Francisco Liriano, quien logró su primera victoria con los Medias Blancas y una de las mejores presentaciones que ha registrado esta temporada, incluyendo su tiempo con los Mellizos de Minnesota.

Liriano trabajo seis entradas y un tercio, permitió solo tres hits –todos en el mismo inning, el segundo- y aceptó dos carreras, producto de un jonrón de Moisés Sierra. Esas fueron las única libertades que concedió el zurdo, quien ponchó a seis hombres y dio una bases por bolas.

Ese es el Liriano que todos queremos ver con los Medias Blancas y el que nosotros pensamos que puede ayudar al equipo, solo es cuestión de consistencia, porque como hemos dicho en el pasado, el talento y la calidad la tiene.

Lo cierto es que de esa manera, creciendo en la serie, los Sox salen de Toronto con nota sobresaliente y con viento a favor para enfrentar a los Reales de Kansas City en la serie de fin de semana para luego regresar a la casa.

No hay que bajar la guardia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.