Results tagged ‘ Adam Eaton ’

Agosto en falso

La llegada del penúltimo mes de temporada no ha sido positivo para los Medias Blancas de Chicago, por lo menos no en los primeros 15 días de Agosto, en los que el equipo ha dejado récord de cuatro victorias y ocho derrotas.

A los Medias Blancas se les ha caído todo durante este mes, aunque para ser sinceros el pitcheo nunca ha estado en una nota alta por períodos muy largos.

La ofensiva, que ha sido la punta de lanza durante toda esta campaña para el equipo, se ha venido abajo durante los 12 encuentros que el equipo ha disputado en este mes. En eso ha tenido que ver la ausencia de Adam Eaton, quien se encuentra en la lista de lesionados en este momento.

Los Medias Blancas tiene un promedio ofensivo en Agosto de .253, apenas han conectado diez jonrones  y solo han hecho 37 carreras, la segunda menor cantidad en la Liga Americana, superando solamente a los Azulejos de Toronto, contra quien hoy inician una serie de tres juegos en el U.S. celular Field.

Ha sido este, hasta el momento, el peor mes en cuanto a producción de carreras del equipo, que en las dos últimas semanas solo ha tenido a Dayán Viciedo y a Adam Dunn como remolcadores, y eso porque ellos dos han estado conectando cuadrangulares, porque por otra vía ha sido casi una misión imposible para el equipo anotar.

El bajo momento de la ofensiva, que ha cargado con el rendimiento positivo de este equipo durante la mayor parte de la campaña, ha hecho que las deficiencias en el pitcheo de los Medias Blancas sean más notorias.

El cuerpo de lanzadores del equipo registra, en lo que va de Agosto, la peor efectividad acumulada en un mes, siendo ésta de 6.49, la peor de la liga. El relevo es en gran medida el responsable de esa situación en el pitcheo, ya que tiene una efectividad de 11.66 en este mes. Y, ojo, el bullpen ha sido cuando menos nefasto todo el año, siendo el gran talón de Aquiles del conjunto que comanda Robin Ventura.

La reactivación de la ofensiva es necesario para que el equipo pueda cerrar la campaña brindando emociones y juegos interesantes. Mientras que la mejoría del pitcheo sería una bendición, sino un milagro, para ver al equipo haciendo daño a los grandes contendores.

 

 

Sentir mundialista

Dayán Viciedo -Brasil-, José Quintana -Colombia-, Javy Guerra -México-, André Rienzo -Brasil-, Adam Eaton -Estados Unidos-, Alexei Ramírez -Argentina-, y José Abreu -Francia- posaron con las camisetas de sus selecciones favoritas en la Copa del Mundo Brasil 2014

Dayán Viciedo -Brasil-, José Quintana -Colombia-, Javy Guerra -México-, André Rienzo -Brasil-, Adam Eaton -Estados Unidos-, Alexei Ramírez -Argentina-, y José Abreu -Francia- posaron con las camisetas de sus selecciones favoritas en la Copa del Mundo Brasil 2014

La fiebre del mundial Brasil 2014 ha inundado a los jugadores de los Medias Blancas de Chicago.

Este viernes, en el inicio de la Copa del Mundo 2014, los integrantes de los ChiSox vistieron las camisetas de sus equipos favoritos en la máxima cita futbolística del planeta.

Andre Rienzo, desde luego, era el más orgulloso de todo, al portar la camisa de su país, Brasil, que además es el anfitrión el evento. Alexei Ramírez llevaba la de Argentina, con el número diez de Lionel Messi. Adam Eaton portaba la de su selección, Estados Unidos. Dayán Viciedo tenía la de Brasil. El barranquillero, José Quintana, llevaba la de Colombia, apoyando a su país. José Abreu, por su parte, se vistió con la de Francia. Mientras que Javy Guerra vestía la de México.

En medio de este grupo y debido a la pasión que desata el mundial, Rienzo y Ramírez hicieron una amistosa apuesta, en la que si Brasil gana el campocorto tendrá que ponerse la camiseta canarinha y posar con ella, mientras que si es Argentina la que gana el mundial será el brasileño el que se vista con la albiceleste.

“Alexei no sabe nada de fútbol. Nosotros vamos a ganar. Espero que así sea, porque si perdemos y me tengo que poner la camisa de Argentina y tomarme una foto no sé donde me voy a meter cuando regrese a mi país”, dijo Rienzo.

Durante el primer tiempo del partido inaugural, entre Brasil y Croacia, en el dugout de los Medias Blancas todo lo que se conversaba era de fútbol y lo que se ligaban eran goles, no jonrones, ni ponches. Esa es la fiebre del mundial.

Sensible baja de José Abreu

Las lesiones son parte del deporte y del juego, pero el que los Medias Blancas de Chicago hayan tenido a nueve jugadores en la lista de lesionados en lo que va de temporada también raya en la mala suerte.

El último miembro en ser colocado en la lista de incapacitados fue nada más y nada menos que el cubano, José Abreu, la máxima figura ofensiva del equipo y el mejor productor de Grandes Ligas, en lo que va de campaña.

De más está decir que es una baja sensible para el equipo, pero lo es.

Abreu fue inscrito el domingo en la lista de lesionados por 15 días tiene una irritación en su tobillo, en el que se le practicó una resonancia magnética este lunes que no reveló ningún daño estructural.

Para el momento de su lesión el cubano era el líder en cuadrangulares en Grandes Ligas, con 15, y era el máximo impulsados de carreras en la Liga Americana, con 42. En los Medias Blancas no hay nadie que si quiera tenga la mitad de jonrones que él ha conectado, mientras que solamente solamente su compatriota, Alexei Ramírez, tenía más de su mitad de remolcadas (31).

Ante esos registros, sin duda, que su ausencia va a pesar en la ofensiva del conjunto, un conjunto que en lo que va de campaña ya ha perdido total o parcialmente a Avisail García -hombro izquierdo-, Nate Jones -cadera-, Chris Sale -codo izquierdo-, Conor Gillaspie -mano izquierda-, Gordon Beckham -oblicuo derecho-, Felipe Paulino -hombro derecho-, Adam Eaton -hamstring derecho- y Jeff Keppinger -hombro derecho-, aunque este último ya no está con la organización.

Abreu batalló con el problema en su tobillo por una semana, pero al final no pudo más. Aunque incluso esas molestias comenzaron desde el spring training.

“Dios sabe lo que hace y por qué lo hace. Yo vivo la viso muy tranquilo. Así que para adelante”, nos dijo Abreu cuando conversamos con él luego de saber su inscripción en la lista de incapacitados.

Como siempre hemos dicho, cada dificultad genera una oportunidad y ante la lesión de Abreu los Medias Blancas tiene la oportunidad de mostrar la diversificación de su ofensiva, especialmente con el regreso de Adam Eaton a la alineación.

La ausencia de Abreu también le brinda la oportunidad al capitán del equipo, Paul Konerko, quien será el que verá más tiempo de acción ante la lesión del cubano.

Esas oportunidades que se abren en el equipo deben ser aprovechadas para mantener a los Medias Blancas a flote y no dejarlo hundir. Para eso el conjunto también debe jugar una pelota con mejor ejecución de los fundamentos, especialmente en el aspecto ofensivo cuando se necesite avanzar a los corredores, porque no siempre se necesita dar un jonrón para ganar.

Ahora los Medias Blancas debe mostrar sus otras armas ofensivas y continuar fabricando carreras en cantidad, que sirvan para respaldar a los lanzadores mientras superan el momento difícil por el que atraviesan.

Recordemos que a esta fecha Chicago tiene la segunda mejor marca de carreras fabricadas en la campaña, con 219, solo detrás de los Atléticos de Oakland.

La inyección de Adam Eaton

El manager de los Medias Blancas de Chicago,, Robin Ventura, criticó hace unos días la falta de energía y entusiasmos de algunos de sus peloteros, en la derrota del equipo, el domingo, ante los Cascabeles de Arizona.

Lo de Ventura más que un reclamo fue un llamado de atención para los integrantes de un equipo que en lo que va de temporada se ha mantenido jugando a un buen nivel y con una buena intensidad.

En nuestro entender, lo que intentó de hacer el estratega fue dar el ejemplo y parar de entrar cualquier vicio que se le puede pegar a los jóvenes peloteros de los Medias Blancas.

Es cierto, que al no contar con la presencia de Adam Eaton en la alineación el equipo pierde un poco intensidad, pero ese es debido a la propia personalidad de Eaton, quien es un jugador que corre cada conexión a máxima velocidad, que siempre está insatisfecho cuando las cosas no le salen de la forma esperada y que no pierde tiempo para ser él la bujía del equipo.

Al no contar con él a diario el equipo pierde todo eso, además de su aporte y producción en el juego, que es sin duda lo más significativo.

La ausencia de Eaton se ha hecho mucho más notable en el tope de la alineación de los Medias Blancas, donde el conjunto no ha encontrado a un reemplazo que si quiera se le acerque al standard mínimo de producción y aporte.

Mientras que Eaton tiene promedio ofensivo de .276, con .363 de porcentaje de embasado, además de cinco dobles, un triple, un jonrón, 14 carreras anotadas y 20 anotadas, como primer bate del equipo; los otros jugadores -Marcus Semien (2), Gordon Beckham (3), Alejandro De Aza (6), Jordan Danks (3) y Leury García (1)- que han estado en su posición durante su ausencia registran de forma combinada una producción -si así se le puede llamar- de .200 de average, con un porcentaje de embasado de .233, con un doble, un triple y un jonrón, además de cinco anotadas y 13 impulsadas.

Esa situación, sin embargo, puede cambiar el próximo fin de semana, con el regreso ya a la acción de Eaton, quien probablemente mañana ya esté jugando en las menores para poner su swing a tono para el regreso.

Los Medias Blancas necesitan tener en su alineación, a diario, a Eaton, ya que con él el equipo tiene una actitud mucho más combativa, por la capacidad que tiene el jardinero central de cambiar el ritmo del juego con sus habilidades.

La primera impresión siempre cuenta

El primer día de la temporada siempre genera emociones, por ser el día en el que se inicia el béisbol y el día en el que todos los equipos están igualados y todos aspiran a tener un gran año. Precisamente por esto último es que para muchos es importante aprovechar el ambiente de ese día inaugural para mostrar parte de lo que se verá en el camino de los 162 juegos que cubren la ronda regular.

En el caso de los Medias Blancas esa primera impresión fue buena y mostró lo que esperábamos y esperamos se mantenga durante esta temporada, un equipo dinámico, con Adam Eaton imprimiéndole energía al juego, con su velocidad, su capacidad para embasarse y para poner la bola en juego.

También estuvo presente el sello que José Abreu, quien también exhibió lo que se puede esperar de él y más. El cubano bateó de 4-2 en su estreno. En su primer turno al bate conectó un doble al jardín derecho. Luego, con corredor en posición de anotar, ligó un sencillo al bosque izquierdo con el que consiguió su primera remolcada en las mayores.

El trabajo que hacen y el cuidado que infunden los hombres que estarán en la parte media de la alineación (Abreu, Adam Dunn/Paul Konerko y Avisail García) fue aprovechado por Alejandro De Aza, quien por primera vez en su carrera conectó dos jonrones en un encuentro y en el de ayer esos dos cuadrangulares marcaron la diferencia.

Esto último, el provecho que saquen los bateadores que estén alrededor del núcleo ofensivo en la parte media será importante en la producción de los Medias Blancas, porque mientras mayor ventaja tomen ellos (Conor Gillaspie, De Aza/Dayán Viciedo y Alexei Ramírez) mayor será la productividad del equipo. Ayer se dio una muestra.

El pitcheo, con Chris Sale al mando, estuvo a la altura, incluyendo el trabajo del bullpen, que no permitió libertades.

Los Medias Blancas dieron una muestra fiel de lo que podemos ver de ellos en los próximo 161 juegos que restan en la campaña.

Será emocionante.

Preparados para una temporada de emociones

Tras el largo y frío invierno nos reactivamos para continuar informando de los Medias Blancas de Chicago, por una temporada más, una temporada en la que el equipo promete emocionarnos y aspirar a un buen porvenir.

Luego de un mes y medio de preparación, los Medias Blancas dejaron esta tarde el cálido y confortable clima de Arizona, ya listos para comenzar su andar en la campaña del 2014, que levantará su telón el próximo lunes, 31 de marzo, en el U.S. Cellular Field.

Pero antes de llegar a Chicago harán una pausa en Birmingham, para enfrentarse a la filial doble de la organización, en un juego de exhibición, el último previo al inicio de la temporada.

Durante este spring training vimos a un equipo distinto al de los años anteriores, no solo por las obvias razones del personal nuevo con el que cuentan, sino por el ambiente y la estructura que tiene.

Recordemos que para esta campaña los Medias Blancas adquirieron a Adam Eaton, un jugador realmente emocionante, uno de esos peloteros por los cuales uno se va de un juego satisfecho solo por ver su entrega en el terreno de juego. Él será una de las claves más importantes en el conjunto de Robin Ventura este año, ya que con su cualidades puede cambiar el destino de un encuentro, en cualquier momento, ya que se embasa bastante y tiene buena velocidad, muy por encima del promedio.

Junto a Eaton, Chicago registró la llegada del cubano, José Abreu, un hombre que hará diferencia en el medio de la alineación, con su visión y entendimiento de la ofensiva, de los turnos que consume y de las situaciones que se le presentan.

Para él, sin duda, habrán ciertos obstáculos propios del proceso de adaptación que está haciendo, tras haber jugado toda su vida en Cuba. Sin embargo, en el spring training ya mostró su capacidad de ajuste y su gran ética de trabajo, cualidad que lo ha colocado en una posición ideal para sortear satisfactoriamente todos los obstáculos que se le atraviesen en su primer año.

Entre ellos, Eaton y Abreu, en cuanto a importancia y valía para el equipo en lo que será la temporada del 2014 está el venezolano, Avisail García, un pelotero que tuvimos oportunidad de ver en la parte final del 2013, luego de que el equipo lo adquiriera en el cambio que realzaron con los Medias Rojas de Boston, a los que enviaron a Jake Peavy, y los Tigres de Detroit, de donde recibieron al jardinero.

García combina un poco de todo, velocidad y poder, por eso decimos que está en el medio entre Eaton y Abreu. Los tres se vieron a gusto en el spring training, etapa en la que, sin embargo, no pudieron combinar su explosión ofensiva en un mismo juego, pero eso mejor lo esperamos para la temporada, donde de verdad cuenta y para la cual se pusieron a tono.

Este tridente ofensivo es el que nos da la confianza para pensar en una temporada llena de emoción para el equipo, que para corresponder con esa atención pues también necesita de la ayuda de todos sus peloteros, especialmente de los que ya tienen más tiempo en el equipo, como es el caso de Dayán Viciedo -trabajó en su ofensiva, en recortar su swing y en tener más responsabilidad en sus turnos-, Adam Dunn -quien está en su último año de contrato-, Gordon Beckham -quien lamentablemente comenzará la temporada en la lista de lesionados, por molestias en un músculo oblicuo-, Alexei Ramírez -quien aspira volver a su alto nivel defensivo, tras cometer 22 errores en el 2013-, Alejandro De Aza -quien ya sin la responsabilidad de ser primer bate pude aportar mucho más y se le pueda sacar mayor provecho a su juego-, Conor Gillaspie -quien debe mantener la producción del año pasado, viendo cualquier incremento como un plus-  y Tyler Flowers, de quien se necesita consistencia detrás del home y una producción ajustada a las expectativas, sin que sean nada sensacionales.

A Paul Konerko, el capitán, lo dedicamos un párrafo aparte porque este será su último año y lo aceptó para ayudar y orientar a la nueva ola de jóvenes peloteros que ha llegada al equipo. Su presencia va a ser importante en ese rol orientador. él recibirá oportunidades para colaborar también en el terreno y ese aporte pudiera servir vital para que el equipo rompa con los pronósticos. Veremos.

En ellos, principalmente, estarán compartidas las responsabilidades ofensivas y defensivas de los Medias Blancas, que el año pasado fueron el hazme reír de Grandes Ligas en ambos aspectos. Eso, confiamos, no pasará este año.

El pitcheo, nuevamente comandado por Chris Sale, y José Quintana, quien esta semana firmó una extensión de contrato, por 26.5 millones de dólares, será la punta de lanza del equipo.

A ellos se les unió para esta temporada el venezolano, Felipe Paulino, y Erik Johnson, quien si bien es cierto debutó el año pasado en este 2014 tendrá la gran oportunidad de estar desde el arranque en la rotación del equipo.

La experiencia la pondrá nuevamente John Danks, quien ahora podrá marcar el ritmo de su campaña estando saludable desde el inicio. Su trabajo, de ser regular a exitoso, incrementará la fuerza del equipo.

El bullpen tiene caras nuevas, con Ronald Belisario y Scotts Down, y hombres con nuevas responsabilidades, como Nate Jone, quien puede ser el cerrador tras la salida de Addison Reed, quien fue cambiado a los Cascabeles de Arizona, por el prospecto de la tercera base, Matt Davidson. Matt Lindstrom también estará a la orden para cerrar juegos.

Entre esos cinco apagafuegos reposa la mayor responsabilidad en el staff de revelo del equipo, que nuevamente luce blindado.

Si todo marcha bien en la temporada y las lesiones se mantienen alejadas, los Medias Blancas nos llenarán de emociones y hasta pudieran hacernos soñar con una postemporada, que es el objetivo grande, desde luego.

Solo falta escuchar la voz de play ball y ver a los ChiSox correr con la rápidez de Eaton, batear con la inteligencia de Abreu y la potencia de Avisail García, ponchar con la saña de Sale, se consistente como el metódico y perseverante esfuerzo de Quintana. Todo eso con la orientación de Konerko y la guía del Robin Ventura.

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.