Archive for the ‘ Dailies ’ Category

Es muy temprano para entrar en pánico

Chicago.- Tras perder la primera serie de la
temporada, ante los Atléticos de Oakland, hubo varias alarmas que se activaron
entre la afición de los Medias Blancas de Chicago y la prensa que cubre al
equipo.

 La alerta es válida, luego de ver como el
bullpen del equipo, en menos de una semana, arruinó tres labores estupendas de
los abridores y desperdició tres ventajas importantes, que de haberlas
mantenido la novena tendría en estos momentos un récord de diez victorias y dos
derrotas, en vez del que presenta actualmente que es de 7-5.

 Pero así es el beisbol, cuando haces malos
pitcheos o cuando tu defensa no funciona, así sea en una sola jugada, todo se
viene abajo y lo que era un posible triunfo se convierte en una dolorosa
derrota.

 De allí que el manager de los Medias Blancas, Ozzie
Guillén, no pudiera contener su frustración el miércoles, en el último juego de
la serie ante los Atléticos, en el que por segunda vez en los últimos seis días
sus hombres de confianza en el relevo despilfarraron las tres carreras que
tenían de ventaja en el noveno, en el que solo tenían que sacar tres outs para
lograr la victoria.

 ¿Quién en la misma situación no hubiera
explotado como lo hizo Guillén, quien defendió a capa y espada a su bullpen de
las críticas durante sus primeros fallos?

 Ahora bien, ¿es ese el verdadero staff de
relevista de los Medias Blancas? ¿Ese será el desempeño de los hombres del
bullpen durante la temporada?

 No, nosotros creemos que no. Hay datos y
estadísticas para respaldar nuestra creencia, así como la aseveración de Ozzie
Guillén de tener el mejor o uno de los mejores bullpens de la Liga Americana.

 De allí que llamemos a la calma, que solo van
12 juegos en la temporada y el equipo está teniendo un buen inicio, aunque
claro que ha podido ser mejor.

 Como lo dijimos en el análisis previo de la
campaña (aquí el link: http://bit.ly/gbmFPQ)
uno de los aspectos sólidos de los Medias Blancas es su bullpen, por el talento
en los brazos que tienen ahí. Obviamente, mucho de esos lanzadores, como Matt
Thornton iban y aún van a estar bajo la mirada atenta de todos por el rol que les
asignaron en el equipo.

 Thornton, por ejemplo, había sido uno de los
mejores setups del beisbol en los dos últimos años. En este campeonato le tocó
asumir el rol de cerrador, por primera vez a tiempo completo en su carrera, y
en cuatro oportunidades de salvar no pudo concretar ninguna, dos por fallos
propios y las otras dos por errores de su defensiva.

 El zurdo llegó a calificar su mal momento como
el peor y más largo de su carrera, y recuerden que apenas llevamos 12 juegos.
¿Qué quiere decir eso? Que más temprano que tarde él revertirá la situación
actual y comenzará a bajar esa efectividad de 7.71 a la que ha sido su media en
los tres últimos años (2.69).

 Su principal problema en este arranque ha sido
el control, no ha podido colocar la bola en donde quiere y de ahí que presente
cuatro boletos por tres ponches, en cuatro innings y dos tercios. Su habitual
relación de boletos por ponches, desde el 2008, es de 0.25. Es decir, antes de
cada boleto ponchaba a cuatro hombres.

 Pero Thornton no ha sido el único que ha
tenido problemas, solo que los de él se magnifican por ser el cerrador. Will
Ohman -especialista ante bateadores zurdos durante su carrera- también tuvo
inconvenientes en el inicio, Chris Sale -un joven con uno de los mejores brazos
del bullpen y sin miedo a lanzar- ha tenido días buenos y malos, al igual que
Jesse Crain, quien junto a Thornton ha sido uno de los más destacado setup de las
mayores en los últimos años.

 Ni hablar de Tony Peña, quien el año pasado
fue el salvador del bullpen, el hombre que hizo el trabajo sucio por el equipo,
pero que ahorita ha sido bateado con contundencia y ha tenido problemas con su
control.

 Sergio Santos es el único que ha mostrado
consistencia, no solo en este inicio de temporada, sino desde el spring
training. El derecho no ha permitido carreras este año ni en la campaña ni en
los entrenamientos.

 Su actuación lo ha colocado como el candidato
principal para cerrar los juegos de los Medias Blancas de ahora en adelante. Él
tiene los lanzamientos, la mentalidad y disposición para hacerlo, pero Ozzie no
lo lanzará así no más al ruedo.

 El manager de los Medias Blancas tiene un
plan, un plan que le dio resultado en el 2005, cuando fueron campeones, y que
en este 2011, con mayor calidad en el bullpen no habría por qué ser distinto.

 Ozzie empleará diariamente al relevista que esté
en mejor posición, al que le favorezca el enfrentamiento ante los oponentes del
noveno inning para cerrar los juegos. Así llegará un momento en el que se logre
consistencia. El que mejores resultados dé llevará la etiqueta de cerrador.

 Así que recuerden la alerta está permitida,
pero aún es muy temprano para el pánico. La temporada comienza y el equipo
tiene un arranque positivo.

La memoria corta de los relevistas

Chicago.- Siempre se ha dicho que la memoria de
los relevistas tiene que ser corta, en especial la de los cerradores, quienes
son los hombres que con sus pitcheos aseguran los triunfos de su equipo o los
desperdician, arruinando las posibles victorias.

 Esa sentencia acerca de la corta o inexistente
retentiva de los jugadores que salen del bullpen, sin embargo, no es algo que
sea tan fácil como se dice. El apagafuegos de los Medias Blancas de Chicago,
Matt Thornton, quien cree en esa máxima, lo explica de la siguiente forma:

 “Cuando tú tienes una larga carrera tu vas
aprendiendo acerca de lo que tienes que hacer día a día, sin importar si te fue
bien o mal la noche anterior. Obviamente cuando tienes un buen juego todo es
mucho más fácil, pero cuando te va mal no es muy fácil pasar la página y
dejarlo todo atrás. Eso lo aprendí en la vía”, comentó el zurdo, quien en este
inicio de temporada ha tenido que poner en práctica esa sapiencia que ha
recogido en su carrera de ocho años en Grandes Ligas, contando este.

 En lo que va de campaña, Thornton no ha
logrado obtener ningún rescate en los tres chances que ha tenido. Sin embargo,
no todo ha sido culpa de su desempeño, la defensiva de sus compañeros no lo ha
apoyado.

 “Así es esto. Ellos son muy buenos, son unos
profesionales y saben hacer su trabajo. Desafortunadamente cuando yo he estado
ahí han fallado. Pero no culpo a nadie, porque así es esto”, comentó el zurdo.

 En las dos últimas presentaciones del cerrador
no solo es que él ha fallado en su trabajo, sino que el equipo ha perdido, a
diferencia de la primera, en la que pese a desperdiciar el rescate los Medias
Blancas obtuvieron el triunfo.

 Esas derrotas han sido provocadas,
principalmente, por tres fallos de la defensa. Eso le ha acostado al zurdo la
efectividad en su trabajo y que en estos momentos sea el centro de atención de
los medios y los fanáticos de Chicago, quienes están esperando para ver cuál
será el movimiento del manager, Ozzie Guillén.

 Sin embargo, el estratega ha sido firme en su
respaldo y confianza con Thornton, quien como todo lanzador no ha podido ser
efectivo por los errores de sus compañeros.

 “Me siento cómodo con él como cerrador, sin
importar lo que ha pasado. Él ha lanzado la bola bien. Creo en él, que puede
hacer ese trabajo. Nosotros no lo hemos ayudado, en la defensiva, y eso ha
arruinado su trabajo”, dijo Guillén, quien agregó: “Pitchear en el noveno es algo
loco, porque tienes que tener sangre fría, por la situación del juego que se te
presenta. Ahí el cerrador es el target de todos, si salva hace su dinero y si
no lo arruina todo”.

 En cuanto a la falta de respaldo defensivo de
los Medias Blancas cuando Thornton ha estado lanzando hay un dato que explica
por sí solo la situación.

 El zurdo ha permitido en este inicio de
temporada, en el que ha actuado en cuatro encuentros, siete carreras, pero de
ellas solo una ha sido limpia. Es decir, que los tres errores -dos de Juan
Pierre y uno de Alexei Ramírez- le han costado seis carreras al zurdo y al
equipo.

 Esa estadística nos dice lo injusto que es calificar
de inefectivo a Thornton, quien la única anotación limpia que ha permitido en
la temporada fue un jonrón de Don Johnson.

 La campaña aún está joven y el cerrador zurdo
irá mejorando y obteniendo buenos resultados en la medida que su defensa lo
apoye, que él mantenga su plan de ayuda y corta memoria.

 “Uno tiene que motivarse uno mismo, que
impulsarse uno mismo para ser mejor. Si tú haces eso siempre vas a encontrar la
manera de que las cosas te salgan bien y de ayudar a tu equipo”, esa es la
mentalidad y actitud de Thornton, quien más allá del poco respaldo defensivo
que ha tenido, tiene que demostrar que puede con ese rol de cerrador que está
desempeñando por primera vez en su carrera a tiempo completo.

Paul Konerko es el rostro de un equipo caliente

Chicago.- Amigos van dos semanas de la
temporada y ya dos de los peloteros de los Medias Blancas de Chicago han sido
premiados por su desempeño.

Hoy se
anunció que el primera base del equipo, Paul Konerko, fue seleccionado como el
mejor jugador de la segunda semana de la campaña, en la Liga Americana, con lo
que se unió a su compañero Carlos Quentin, quien ganó la distinción en la
primera. Para el inicialista esta es la cuarta ocasión en su carrera que recibe
la mención.

Lo de Konerko
entre el cuatro y el diez de abril fue realmente destacable, al batear para
.417, con dos dobles, tres jonrones y remolcó ocho carreras.

Esa
producción, o la mayor parte de ella, la consiguió sin que estuviera en el line
up Adam Dunn, quien estando en juego influye en los lanzadores de manera
favorable para el primera base, quien ve mejores pitcheos.

Entre los
registros logrados por Konerko la semana pasada está un juego de dos jonrones.
Eso fue el domingo ante las Rayas de Tampa Bay. Fue la ocasión 27 en su carrera
que da un par de cuadrangulares en un encuentro y la número 28 con más de uno.

El inicialista en la campaña tiene promedio al bate de .400, con tres jonrones y 11 carreras remolcadas, líder en la Americana en este último renglón.

El que en las
primeras dos semanas de la temporada ya dos peloteros de los Medias Blancas
hayan sido galardonados por su desempeño ofensivo es una muestra de lo buena
que está la alineación del equipo, más allá del bueno momento por el que se
está atravesando.

Y es que si
bien primero Quentin y ahora Konerko han sido los premiados, no se puede obviar
que todos han realizado un buen trabajo con el bate, de ahí que el equipo sea
el primero en carreras anotadas (62), en hits (103), en dobles (23), en
impulsadas (61) y en promedio ofensivo (.307), en la Liga Americana.

Tener este
inicio de campaña aumenta la confianza en todos los peloteros, obviamente en la
afición también, y ratifica la potencia en la alineación de este equipo, que
cuando lleguen los meses calientes y jueguen en el U.S. Cellular Field debe ser
muchos más jonronera. Recuerden que este es un estadio en el que la bola corre
bastante durante el verano. Eso, sin duda, ayuda a los bateadores.

 

Ahora algunos datos:

-      
­- Adam
Dunn está disponible en la reserva del equipo. El manager Ozzie Guillén no
piensa alinearlo como regular todavía, ya que el zurdo ha tenido molestias
corriendo las bases.

-       – Brent
Lillibridge conectó el jonrón 10.000 en la historia de los Medias Blancas. Fue
en el quinto inning del encuentro de hoy.

-       – Mark
Buehrle estuvo lanzando sin hits hasta el inicio del sexto inning, cuando Kurt
Suzuki logró un imparable hacia el jardín central.

-       – Esta
fue la novena vez en la carrera de Buehrle que completa cinco innings sin
permitir hits.

-       – La
distinción del Jugador de la Semana en la Liga Americana, que ganó Paul
Konerko, fue compartido con el venezolano de los Indios de Cleveland, Asdrúbal
Cabrera.

Alexei Ramírez batea con plata


alexei-mark.jpg

Chicago.- En la historia de los Medias Blancas
de Chicago ningún campocorto había sido reconocido por su ofensiva hasta que
llegó Alexei Ramírez.

El shortstop
cubano fue el mejor con el bate entre los jugadores de su posición, en el 2010,
en la Liga Americana. Por ello esta tarde, antes del encuentro entre los White
Sox y los Rays de Tampa Bay,  se le hizo
entrega del Bate Plata.

Para Ramírez
este es el primer premio importante que logra en sus tres temporadas completas
en Grandes Ligas.

“Eso algo que
significa mucho, porque soy el primero entre los campocortos de este equipo en
ganarlo. Eso es un gran honor para uno”, dijo Ramírez, quien en el 2010 tuvo
average al bate de .282, con 29 dobles, dos triples, 18 jonrones, 70 carreras
remolcadas y 83 anotadas; además tuvo promedio de embasado de .313, con un
slugging de .431.

Durante sus
tres campañas completas en las mayores y en lo que va de esta cuarta, el cubano
se ha mostrado como uno de los bateadores y jugadores más completos de los
Medias Blancas, y espera seguir siéndolo y logrando cosechas importantes.

“Con Dios y
la salud por delante cada vez voy a poder ser mejor y a ganar más premios, para
eso estamos trabajando y creo que vamos bien”, expresó el jugador de 29 años de
edad, quien en su carrera en Grandes Ligas, incluyendo lo que ha hecho esta
temporada, tiene average ofensivo de .282, con 66 dobles, seis triples, 55
jonrones, 219 carreras remolcadas y 226 anotadas; también cuenta con un
promedio de embasado de .322 y un slugging de .431.

Para el
manager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, Ramírez es el jugador más
completo que tiene el equipo en estos momentos, junto a Alex Ríos.

“Él (Ramírez)
batea bien, corre bien y juega bien a la defensa”, dijo Guillén.

Si bien el
haber ganado el Bate de Plata es un honor y una motivación para el campocorto
cubano, éste espera poder obtener pronto, quizás este año, el máximo
reconocimiento defensivo que se les da a los mejores jugadores de su posición:
el Guante de Oro.

“Esa es la
meta, ser completo, ganar el Bate de Plata y el Guante de Oro. El año pasado
estuve cerca, fui bastante votado para ganarlo y aunque no lo gané me sentí
como si lo hubiera hecho, solo por el reconocimiento de aparecer en esas
votaciones. A lo mejor este año si lo hago”, dijo Ramírez.

Entre las
distinciones que ha obtenido el cubano en su carrera está el Novato del Mes de
Agosto en 2008.

Pero Ramírez,
quien no vio acción en el encuentro de hoy, no fue el único que recibió su
premio, al lanzador Mark Buherle también le dieron el suyo, al entregarle el
Guante de Oro.

Para Buehrle
este fue su segundo, en el 2009 también lo ganó.

Ahora algunos datos:

-      
Adam
Dunn tomó hoy práctica de bateo, en el campo con sus compañeros, por primera
vez desde el martes. “Me sentí bien, mejor que ayer. Ya poco a poco me voy
poniendo listo para jugar. Mi swing está bien, pero lo mejor lo estoy dejando
para los juegos”, dijo.

-      
Luego
del incidente del sábado, en el que le lanzó el bate a Chris Sale, Felipe López
se disculpó con el manager de los Medias Blancas, Oswaldo Guillén. “Eso fue una
niñada”, dijo el estratega.

-      
Con
la victoria de hoy, 6-1 ante los Rays, los Medias Blancas ganaron su segunda
serie de la temporada y colocaron su récord en 6-3.

Los códigos se respetan

Chicago.- En el beisbol hay códigos no escritos,
que imponen respeto y no aceptan ciertas acciones, entre ellas la asumida hoy por
el tercera base de los Rayas de Tampa Bay, Felipe López, ante el lanzador de
los Medias Blancas de Chicago, Chris Sale.

En el inicio
del noveno, con el encuentro 4-1 a favor de los dirigidos por Ozzie Guillén, López
le arrojó el bate a Sale, luego de conectarle a éste un jonrón. Esto ocurrió un
envío después de que el zurdo le enviara un lanzamiento pegado que no le gustó.

¿Y es que
acaso hay que lanzar para el gusto del bateador? ¿Quién podría pensar que con
ventaja de solo tres carreras, en el noveno inning, sin outs, se le va a
ocurrir a un pitcher golpear a un bateador, poniendo en riesgo la victoria de
su equipo?

No creo que a
mucha gente le pase eso por la cabeza, menos a los que conocen el deporte y
saben de esos códigos, como debieran saberlo todos los peloteros, incluyendo a
López. Pero, obviamente, él no o simplemente se le olvidó en ese momento.

El irrespeto
del jugador de las Rayas fue respondido, como se hace cuando son quebrados esos
códigos del beisbol, por el manager de los Medias Blancas, quien le gritó a éste,
mientras llegaba al home, algunas palabras que terminaron de encender el
ambiente en el U.S. Cellular Field.

¿Y qué
esperaba López, tras su desaire?

Guillén, como
el líder de los Medias Blancas, salió en defensa de su lanzador y de su equipo,
ofendido por la inexplicable reacción de López, quien durante el juego no había
hecho absolutamente nada, hasta ese jonrón, que hiciera pensar a los Medias
Blancas en golpearlo con un envío. ¿Quizás ahora si se lo ganó para mañana?

Luego del
encuentro, Sale, quien se quedó congelado en la lomita, pero no por el frío si
no por la reacción de López, dijo: “No sé qué le sucedió, por qué hizo eso. Yo
estaba tratando de hacer mis pitcheos y de cerrar el juego. Nadie iba a querer
golpearlo sabiendo cómo estaba el juego. El primer envío se me quedó adentro y
al segundo dio el jonrón. Lo que pasó, pasó”.

Esa
declaración de Sale refuerza lo errada de la actitud de López, quien luego de
su jonrón y petulancia, fue incapaz de siquiera hacerle frente a A.J.
Pierzynski, quien luego de las palabras de Ozzie lo esperó en el home y lo
encaró por su irrespeto.

Quizás López
se haya dado cuenta en ese momento de su violación, pero, sin duda, muy tarde.

Los códigos
se respetan y los Medias Blancas también, más en casa. Así lo demostraron hoy,
en conjunto y más allá de la reacción de Ozzie y A.J. ante la decepcionante e
infantil actitud del jugador de las Rayas, con esa victoria 4-2.

Ahora algunos datos:

-      
Matt
Thornton no fue empleado en el encuentro, pese a la situación de salvado,
porque ayer había realizado muchos envíos (33), según explicó el manager, Ozzie
Guillén.

-      
Phillip
Humber tuvo una buena apertura, al trabajar seis innings, en los que aceptó
cuatro hits y una carrera; ponchó a cuatro hombres y dio dos bases por bolas. “Tuvo
un gran juego. Lanzó muchos strikes y nos dio la oportunidad de ganar”, expresó
Ozzie.

-      
El
estratega de los Medias Blancas comentó la buena impresión y el agrado que ha
generado la actuación de Sergio Santos en la temporada y dijo: “Está lanzando
la bola muy bien y tenemos buen feeling con él. No se extrañen si lo ven en el
noveno inning pronto”. Esta declaración de Ozzie no aparta a Thornton del rol
de cerrador, solo es una posibilidad de que Santos pueda cerrar algunos
encuentros, junto al zurdo.

-      
Adam
Dunn tomó práctica de bateo hoy, sin mucha exigencia, y se sintió bien. Guillén
piensa que lo puede tener en su line up antes del próximo fin de semana, quizás
el miércoles, cuando los Medias Blancas jueguen contra los Atléticos de
Oakland.

-      
Hoy
fue apenas el segundo encuentro de la campaña en el que los Medias Blancas no
anotan primero. Sin embargo, en ambas ocasiones han ganado. La primera fue
contra el miércoles seis de abril, ante los Reales de Kansas City.

-      
El
récord del equipo en estos momentos es de 5-3.

-      
Los
Medias Blancas han liderado todos los encuentros que han disputado en la
campaña. 

Las claves de Alexei contra el frío

Chicago.- Día frío y lluvioso aquí en Chicago
amigos, donde uno de los pocos lugares calientes, más allá de sus casas y
sitios de trabajo, es el clubhouse de los Medias Blancas.

Sí, la cueva
de la tropa que dirige Ozzie Guillén está con un ambiente cálido, más allá de
la calefacción y de que sea un lugar cerrado. Lo está por el buen inicio de
temporada del equipo, que ha ganado cuatro de los seis juegos que ha disputado;
por la confianza que tiene el grupo y por su unión.

Sin embargo,
eso no quiere decir que los 25 jugadores que están en el roster no se vean
afectado por los avatares del clima -hoy ha estado haciendo entre cinco y siete
grados centígrados, con la sensación térmica entre dos y seis-. Más bien es una
especie de apoyo para combatirlo y derrotarlo durante los nueve innings del
encuentro de hoy, ante las Rayas de Tampa Bay.

Para los
latinos, quizás un poco más que para los estadounidenses, resulta más difícil
acostumbrarse al frío. El campocorto de los Medias Blancas, Alexei Ramírez,
quien es nativo de Cuba, es uno de los peloteros que más sufre por las
condiciones climáticas en este inicio de campaña, y en los pasados tres.

“Uno nunca se
acostumbra a esto, nadie lo hace”, dijo Ramírez, cuando lo consultamos acerca
de si ya había encontrado la fórmula para estar inmune ante el frío. “Lo que uno
puede hacer es protegerse bien, poniéndose suéteres, gorros, guantes y todo lo
que uno vea por ahí que lo pueda ayudar”, agregó.

Más allá de las
protecciones físicas, el campocorto ha conseguido y aprendido algunos tips para
aminorar el impacto del clima durante los encuentros del equipo y así poder dar
el cien por ciento en ellos.

“Durante los
juegos, cuando no estoy en el field, me mantengo frotándome las manos y
caminando en el dugout. A veces hasta entro al clubhouse y me tomó un café para
ayudarme”, reveló el cubano.

Jugar con
frío no solamente es algo que afecta a un pelotero en su concentración,
lidiando con esa sensación de que se le congela el cuerpo poco a poco y que no
lo puede mover -aun cuando no sea así-, mientras piensa en las situaciones que
se le pueden presentar. Va un poco más allá de eso, antes de llegar al riesgo
de una lesión.

“Cuando estás
fildeando te tienes que meter las manos en los bolsillos, soplártelas entre
pitcheo y pitcheo para poder tenerlas calientes y así sentir la bola cuando la
tengas que lanzar. Si no haces eso, los dedos se te duermen y cometes errores”,
explicó Ramírez, quien también habló de qué tan complicado es el trabajo
ofensivo bajo el frío.

“Para batear
a veces uno no puede apretar bien el bate, aunque creas que sí lo estás
haciendo. Por eso, cuando le das mal a la bola uno siente como si las manos se
te rompieran. De verdad es difícil jugar así, pero hay que salir igual y hacer
lo que uno sabe hacer”, dijo el cubano.

Ahora algunos
datos:

-      
Los
Medias Blancas no pudieron entrenar hoy antes del encuentro, ya que estaba la
lona puesta para proteger el terreno de la lluvia. Es la primera vez en la
campaña que el equipo no práctica antes de un juego.

-      
Adam
Dunn se mantiene fuera de acción, tras la recuperación de la operación por
apendicitis a la que fue sometido el martes en la noche. El manager, Ozzie
Guillén, dijo que él no espera alinear al slugger antes de que tenga cinco días
de rehabilitación y los médicos le hayan dicho que ya estaba listo para jugar. “Si
no es así y lo empleamos antes, como bateador emergente, corremos el riesgo de
que con un swing se lastime y lo perdamos por mucho más tiempo”, dijo el
estratega.

-      
Guillén
también dio algunas declaraciones acerca del retiro de Manny Ramírez, a quien
dirigió al final de la temporada pasada. “No es mi negocio. No sé bien las
circunstancia ni el por qué de su decisión. Es mi amigo y un futuro miembro del
Salón de la Fama. Cuando estuvo aquí jugó bien para nosotros y tuvo una buena
influencia en el clubhouse”, dijo.

-      
Acerca
de la opción que Major League Baseball
le había dado a Ramírez para que éste asistiera a un programa antidrogas, tras
haber salido positivo por segunda vez en el control de sustancias prohibidas,
el estratega comentó: “Es deber de Major
League Baseball
chequear a los peloteros y mantener a este deporte limpio”.

Una fiesta de apertura aderezada con récords

Chicago.- Amigos de los Medias Blancas que buen
ambiente el que hubo hoy aquí, en el U.S. Cellular de Chicago, para el primer
juego del equipo en casa.

Con el
estadio a su máxima capacidad (37.579 aficionados asistieron), los muchachos de
Ozzie Guillén brindaron otra buena exhibición y correspondieron al apoyo de la
fanaticada, que pese al frío -entre cuatro y cinco grados centígrados, con una
sensación térmica de cero- se mantuvo firme hasta el final del encuentro para
celebrar la victoria, 5-1, sobre las Rayas de Tampa Bay.

Edwin Jackson
registró una de las mejores actuaciones de su carrera (la mejor de no ser por
el no hitter que consiguió el 25 de junio del 2010 ante las mismas Rayas) y
encabezó el cuarto triunfo, en seis partidos, de los Medias Blancas esta
campaña.

El derecho trabajó
por espacio de ocho entradas, en las que aceptó cuatro hits y una carrera, dio
una base por bolas e impuso un nuevo tope personal de ponches, con 13, a la vez
que implantó un nuevo récord, con esa misma cantidad de abanicados, para un primer
encuentro de temporada como homeclub, en la historia del equipo.

“Pitchear
ante un grupo de fanáticos como estos es muy excitante”, dijo Jackson tras
finalizar el juego, en el que alcanzó su segundo triunfo de la temporada.

Lo más
importante de la actuación de Jackson, quien dos horas antes del juego se
paseaba por el dugout del equipo con short y franela, mientras los 24
periodistas que abordaban a Guillén en la rueda prensa, y el propio estratega,
se protegían del frío con suéteres y chaquetas, fue que le dio un respiro al
bullpen del equipo.

El relevo de
los Medias Blancas había lanzado 11 entradas y un tercio en los dos últimos
días.

“Ese fue un
favor bastante grande, porque de verdad que nuestros bullpen venía con mucho
trabajo encima”, dijo Guillén, quien definió la actuación de su abridor como “una
bendición”.

Pero el
trabajo de Jackson no fue lo único notable en la fiesta de apertura de
temporada de los Medias Blancas en su casa, en donde se escucharon y vieron
fuegos artificiales, luego de que Chris Young -nominado al Grammy- cantara el
himno nacional, mientras más de 50 marines desplegaban una bandera gigante de
Estados Unidos en los jardines.

Paul Konerko,
el único de los nueve hombres que estuvo en el terreno por los Medias Blancas
sin mangas largas, impuso un nuevo registro en la historia de la organización,
al remolcar por sexto juego consecutivo una carrera. Ningún otro pelotero en
los anales de la franquicia había logrado tal hazaña en los primeros seis
partidos de una campaña.

Estos
registros junto al triunfo final del equipo terminaron de ponerle la guinda a
la apertura de temporada de los Medias Blancas en el U.S. Cellular Field y de
ratificar el buen arranque del equipo que dirige Ozzie Guillén, quien por
cierto alcanzó su Opening Day 21 con la organización, al igual que Harold
Baines.

Ahora amigo
algunos datos:

-       – En
el acto previo al encuentro se honró, con un minuto de silencio, la memoria del
fallecido Ron Santo.

-       – El
primer pitcheo lo hizo Minnie Miñoso y Ozzie Guillén lo recibió en el plato.

-       – El
manager de los Medias Blancas de Chicago, Guillén, fue el hombre que más
aplausos arrancó de la afición cuando presentaron al equipo.

-       – De
los 21 Opening Days que tiene Guillén con los Medias Blancas 13 son como
jugador y ocho como manager. 

-Los
aficionados abuchearon a Will Ohman cuando lo presentaron. Esto por su mal
inicio de campaña. Sin embargo, Ozzie confía en él y ya ha visto recuperación
en la actuación del zurdo.

-       – Los
Medias Blancas colocaron en asignación a Lastings Milledge y subieron de triple
A a Jeff Gray, para sumar un brazo más al bullpen.

-       – Adam
Dunn dijo antes del encuentro que no había sentido mejoras de ayer a hoy, con
respecto a la recuperación de la intervención a la que fue sometido el martes,
por una apendicitis. El slugger piensa que mañana podría volver a la acción,
pero Guillén comentó que no cree, que lo llevará con cuidado y lo protegerá.

Gira positiva

Chicago.- Se logró el primer cometido, salir
con récord positivo de la primera gira de la temporada.

¿Qué pudo
haber sido mejor? ¿Qué hay cosas por ajustar y corregir? Claro que sí, pero obtener
tres victorias en cinco juegos como visitantes es bueno, más cuando esos
triunfos fueron contra equipos de la misma división, la Central de la Liga
Americana.

Así que
amigos seguidores, fanáticos y aficionados de los Medias Blancas de Chicago,
tranquilos que se hizo el trabajo y mañana recibiremos al equipo, para el
primer juego en la ciudad, con récord positivo (3-2).

Es verdad,
que durante esta gira inicial se han podido ganar todos los juegos, incluso en
los dos que se perdieron se llegó a tener la victoria parcial. Sin embargo,
algunos problemas en el pitcheo, en especial el de relevo, abrieron las brechas
para en vez de sumar dos triunfos hayan sido dos derrotas.

En ese
aspecto del bullpen vamos a detenernos por un momento para hacer algunos
señalamientos. Ciertamente Will Ohman, quien está llamado a ser el zurdo
situacional del equipo, no ha estado bien, él mismo lo ha reconocido. Pero esa
no debiera ser la tendencia, ya que durante su carrera ha sido un especialista
exitoso en su función.

El manager
Ozzie Guillén declaró que confía en él y que lo seguirá empleando. Ya le llegará su momento.

Pero más allá
de Ohman hay dos aspectos, que señalamos en nuestro análisis previo a la
temporada y que hay que seguir. El primero es respecto a Chris Sale, quien tuvo
la responsabilidad de mantener la ventaja del martes, ante los Reales de Kansas
City, y la desperdició, al recibir jonrón de Billy Butler. Posteriormente el equipo
perdería el encuentro.

El fallo del
joven zurdo en ese encuentro estuvo en su control, estuvo constantemente por
debajo en la cuenta y cuando tuvo que vender pitcheos, la ofensiva de los
Reales aprovechó.

Hoy, Sale fue
el ganador del juego de los Medias Blancas, en el que actuó por espacio de dos innings,
en los que tuvo control de la zona de strike y solo permitió un hit; ponchó a
dos hombres.

A medida que
vaya avanzando la temporada y el joven zurdo se vaya sintiendo más cómodo y el
equipo le vaya buscando los mejores matchup 
y le vaya dando más responsabilidades se irán viendo los resultados de
su talento.

Otro aspecto
a considerar es que esta tarde Matt Thornton, en su primera oportunidad de
salvar en la temporada, no pudo cumplir con su función y eso generó un desgaste
en él y en el bullpen del equipo, que mañana llegará a Chicago con una buena
cantidad de innings encima, producto de los dos juegos seguidos que se han ido
a entradas extras.

Recordemos
que Thornton está en su primer año como cerrador y hay una serie de factores a
los que se debe ajustar y desarrollar, entre ellos el de ese instinto “asesino”
para tener sangre fría y cerrar los juegos.

Por él hay
que esperar, además, lo de hoy pudo ser un hecho aislado, ya que apenas era su
segunda presentación de la temporada, primera con oportunidad de salvar, y la
última vez que había lanzado fue hace tres días. Para muchos relevistas, en
especial los cerradores, largos periodos de descanso los saca de ritmo.

Ahora bien
amigos, el pitcheo no es el único que necesita hacer ajustes y mejorar, la
ofensiva, aunque ha estado produciendo muchas carreras (40 en cinco encuentros),
también debe corregir algunas fallas.

Durante estos
primeros partidos no se ejecutaron jugadas claves, de toques de bolas, que a la
final resultaron costosas. Igualmente en ocasiones falló el corrido de las
bases en momentos importantes y eso también afectó.

Obviamente
hay tiempo para mejorar, pero cuando antes mejor, porque eso generará mejores
resultados. Además con la ausencia de Adam Dunn, quien tuvo que ser operado
anoche y estará fuera de acción por al menos cinco juegos, hay que buscar más
formas de fabricar carreras. Recuerden que mientras más armas se tengan, mejor.

También hay
que hablar de la defensa que, increíblemente, ha cometido seis errores en cinco
juegos. No es nada para catalogarlo de grave o alarmante, menos sabiendo en los
juegos en los que se realizaron esas pifias el equipo terminó ganándolos. Pero
uno nunca sabe en qué momento ese pecado puede costar una victoria. Además
mientras más limpio se juegue a la defensa mejores rendimientos tendrán los
lanzadores.

Bueno amigo
lo cierto es que hay un buen equipo, que se comenzó bien, que mañana los Medias
Blancas juegan en casa y la temporada en Chicago comienza con récord positivo.
Así que tranquilos, se va ganando y en el camino se van haciendo los ajustes. 

Carlos Quentin recompensado por su actuación

Chicago.- Apenas y los Medias Blancas de
Chicago han jugado tres encuentros esta temporada y ya sus miembros comienzan a
ser reconocidos.

Carlos
Quentin fue designado como el mejor jugador de la primera semana de la campaña  de Grandes Ligas, en la Liga Americana.

El jardinero
derecho de la novena patiblanca fue uno de los hombres con mejor ofensiva en
los tres encuentros que se disputaron en el Progressive Field de Cleveland,
ante los Indios y de los cuales se ganaron dos.

Quentin
registró promedio al bate de .545, producto de cinco hits en 11 turnos. De esos
incogibles tres fueron dobles y uno jonrón. Además remolcó siete carreras, la
mayor cantidad en estos momentos en las mayores.

Para el
derecho, quien en el Opening Day se convirtió en el segundo jugador en la
historia de la organización en impulsar cinco carreras, esta es su segunda
distinción como Jugador de la Semana, la primera fue entre el 21 y el 27 de
junio de 2010.

El aporte de
Quentin, hoy líder bate de la Liga Americana y líder en dobles, contribuyó a
que los Medias Blancas registraran su mejor inicio, con dos victorias y una
derrota, desde el 2005, año en el que fueron campeones de la Serie Mundial.

El que
Quentin se mantenga produciendo ofensivamente para el equipo es algo importante
y que impulsará y aumentará el chance de volver a la postemporada, por primera
vez desde el 2008.

El jardinero
estuvo trabajando intensamente durante el spring training, luego de comenzar un
poco lento su actuación en esa fase. Pero junto al coach de bateo del equipo,
Greg Walker, lograron corregir las fallas y ajustar su mecánica para comenzar
la campaña de la forma en la que lo ha hecho, caliente y erigiéndose como el
mejor Jugador de la Liga Americana.

Otra buena
señal, fanáticos y amigos, para los Medias Blancas del 2011.

Omar Vizquel continúa su camino a la historia

Chicago.- El jugador más experimentado y con
mayor edad en los Medias Blanca de Chicago de esta temporada, Omar Vizquel,
debutó y de una vez continuó su ascenso dentro de la historia de Grandes Ligas.

El
venezolano, quien está en su campaña 23 en las mayores, actuó hoy en el partido
en el que el equipo cayó derrotado 7-1 ante los Indios de Cleveland.

Ese fue el
encuentro 2.851 de Vizquel en Grandes Ligas, y con él se ubicó en solitario en
la posición número 15, que antes compartía con Craig Biggio, en la lista de los
hombres que más juegos han disputado en el máximo nivel.

¿Y qué dijo
Omar acerca de este nuevo logro?

“Si me
hubieses dicho cuando comencé mi carrera que iba a jugar esa cantidad de
partidos, no te lo hubiera creído. Pero ya lo ves, así es y me siento
satisfecho de que lo haya hecho, de que todavía pueda jugar y me consideren
para hacerlo”, comentó el venezolano, luego del encuentro, en el que defendió
la tercera base.

A
continuación les presentamos la lista de los 14 peloteros, en toda la historia
de las mayores, que están por encima de Vizquel, en el renglón de juegos
jugados. La data la tomamos de www.baseball-reference.com

Rank

Player (age)

Games
Played

Bats

1.

Pete Rose 

3562

B

2.

Carl Yastrzemski+ 

3308

L

3.

Hank Aaron+ 

3298

R

4.

Rickey Henderson+ 

3081

R

5.

Ty Cobb+ 

3034

L

6.

Eddie Murray+ 

3026

B

 

Stan Musial+ 

3026

L

8.

Cal Ripken+ 

3001

R

9.

Willie Mays+ 

2992

R

10.

Barry Bonds 

2986

L

11.

Dave Winfield+ 

2973

R

12.

Rusty Staub 

2951

L

13.

Brooks Robinson+ 

2896

R

14.

Robin Yount+ 

2856

R

 

Como se ve,
el hoy número 11 de los Medias Blancas es, además, el hombre activo con más
encuentros disputados.

Pero el haber
llegado a 2.851 partidos en las mayores no fue la única meta alcanzada esta
tarde por el pelotero de 43 años de edad, quien el próximo 24 de abril estará
cumpliendo 44.

Con los dos
hits que conectó, en los tres turnos que tuvo en el duelo, Vizquel rebasó la
barrera de los 2.800 incogibles, en la que solo estaban 46 jugadores de toda la
historia de Grandes Ligas. Ahora hay 47, 
con la adición del venezolano, quien ya suma 2.801.

Curiosamente
los inatrapables con los que Vizquel llegó a esa cifra se produjeron en el
estadio en el que él vivió sus mejores años como pelotero, el Progressive
Field, de Cleveland.

“Fue algo muy
emotivo que haya sido aquí, porque, de verdad, aquí tuve mis mejores temporada
en Grandes Ligas. Todo fue muy emotivo. Me siento muy contento con este nuevo
logro. Lo mejor es que ese hit salió en el primer turno, eso siempre es
importante”, dijo Vizquel, quien ahora está a 11 incogibles de George Sisler,
el dueño de la posición 46.

Con la organización de Cleveland, el jugador actuó en 11 campañas, en las que ganó ocho Guantes de Oro, fue a dos Juegos de Estrellas y acumuló la mayor parte de sus registros ofensivos.

Si desean saber
un poco más de Omar Vizquel, de su motivación,  su carrera y aspiraciones para esta temporada,
hagan link aquí: http://bit.ly/hdSJFt y http://bit.ly/ekOSUc y leerán las dos ediciones
de la entrevista que le hicimos durante el spring training, en Glendale,
Arizona, donde está la base primaveral de los Medias Blancas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.