Jonrones, divina bendición

La producción de jonrones siempre ha sido una constante dentro de los Medias Blancas de Chicago y en esta temporada no ha sido la excepción.

La ofensiva de los Medias Blancas es la segunda con la mayor cantidad de cuadrangulares en la Liga Americana, con 50. Solo detrás de los Azulejos de Toronto, que tienen 59.

El cubano, José Abreu, tiene la mayor contribución de vuelacercas en ese total de 50 de los ChiSox en la campaña, con 15. Detrás de él está su compatriota Alexei Ramírez, con seis, al igual que Adam Dunn.

Los jonrones en los Medias Blancas prácticamente determinan el destino del equipo en cada encuentro. Cuando la ofensiva conecta al menos un cuadrangular el conjunto tiene marca de 18 triunfos y nueve derrotas, cuando dan más de uno su récord es de 11-3, mientras que cuando no conectan ninguno su foja es negativa, 4-15.

Así que de esta forma los Medias Blancas demuestran nuevamente ser un equipo jonrón-dependiente. Pero ellos tienen todavía jugadores que pueden diversificar la ofensiva y cambiar un poco eso.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: