Contrastes en la quinta semana

Los Medias Blancas cerraron hoy la quinta semana de la temporada con una emocionante victoria ante los Indios de Cleveland.

Ese triunfo le permitió a Chicago detener en cuatro la cadena de derrotas en la temporada -igualando mayor cantidad de reveses consecutivos en la campaña- y ponerle fin, igualmente, a la seguidilla de ocho juegos perdidos en el Progressive Field, de Cleveland.

Esta vez el héroe fue Dayán Viciedo, quien con su segundo jonrón del 2014 remolcó tres carreras que sirvieron para darle la vuelta al marcador en el noveno inning y sentenciar en el último episodio el triunfo 4-3.

El cuadrangular de Viciedo fue tan solo uno de los pocos batamos importantes y oportunos que pudieron ligar los Medias Blancas en la semana, en la que apenas ganaron dos juegos y perdieron cuatro, en parte por la baja en la producción ofensiva del equipo, luego de haber registrado un encendido inicio.

En los seis encuentros que disputó en la semana, Chicago tuvo promedio .252 con hombres en las bases. Pero en los tres últimos juegos juegos, los de la serie ante los Indios, tan solo conectaron para .190 en esa situación.

Además con hombres en posición de anotar su promedio fue de .185.

Esa combinación de improductividad ofensiva atentó con la intención de tener un mejor récord en esta semana, en la que el equipo recibió su tercer blanqueo de la campaña, éste a costas de los Indios.

La baja ofensiva de los Medias Blancas, que pese a todo se mantiene como uno de los mejores conjuntos en el apartado de bateo en la Liga Americana (.263-AVE-4to, .422-SLG-2do, .750-OPS-3ro y 163 carreras, líderes en ese departamento).

Pero claro, esperar que la producción ofensiva que el equipo tuvo en las primeras cuatro semanas de la campaña se mantenga durante toda la temporada, sin variación, es un absurdo.

También hay que recordar que la ofensiva está disminuida al no contar con Adam Eaton, Conor Gillaspie, Avisail García, sin contar que Gordon Beckham aún no ha tomado completamente el ritmo ofensivo.

Pero en la vía opuesta a lo que fue el bajón ofensivo, los Medias Blancas contaron con una mejoría significativa en su cuerpo de relevo, que en esta última semana dejó una efectividad de 0.89, al tan solo aceptar dos carreras limpias en 20 entradas y dos tercios.

Esa labor de los apagafuegos es importante que sea contenida y consistente de ahora en adelante, porque esa es un área vital en las aspiraciones del equipo.

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: