Jesse Crain, una luz en la oscuridad

Pocos han sido los motivos que los Medias Blancas han tenido durante esta temporada para celebrar y hacer sentir emocionado a los aficionados.

Una de esas razones que no ha permitido que la noche de los Sox sea completamente negra es Jesse Crain, el mejor relevista del momento en las Grandes Ligas.

Recuerdo que cuando los Medias Blancas adquirieron a Jesse de la agencia libre, el 20 de diciembre del 2010, su contratación pasó un poco por debajo de la mesa debido a toda la euforia que había tras la firma, unos días antes, de Adam Dunn, el hombre de poder que prometía hacer estallar el U.S. Cellular Field con sus cuadrangulares.

En medio de esa algarabía que cegó a más de uno, hubo algunas voces que insistían y sostenían que la mejor adición para el equipo que iba a competir en el 2011 era la del lanzador derecho, quien dejó a los Mellizos de Minnesota, equipo con el que llegó a las Grandes Ligas y se convirtió en uno de los más seguros y efectivos apagafuegos, para sumarse a las filas de los Sox.

Hoy, a dos años y medio de esa transacción que trajo a Crain a los Medias Blancas, el pitcher canadiense le ha dado la razón a quienes apostaron por él.

Hoy Jesse se ha convertido en el mejor relevista -no cerrador- de las mayores y lo ha hecho escribiendo su nombre en el libro histórico de récords de los Sox, al realizar 28 presentaciones de forma consecutiva en la temporada sin permitir carreras, quebrando la marca de la franquicia que estaba en posesión de J.J. Putz, quien lo había hecho en el 2010.

Para Crain debió ser un momento especial ese en el que impuso este nuevo registro, porque lo hizo precisamente frente al equipo con el que se desarrolló y llegó a Grandes Ligas, los Mellizos.

Ese récord, como casi todo lo que ha hecho en la campaña Crain, fue un halo de alegría para el terrible momento que atraviesan los Medias Blancas, hundidos en el último lugar de la División Central de la Liga Americana.

Por esa marca y por sus registros de una victoria, una derrota, efectividad de 0.55, 43 ponches, 32.2 innings, nueve boletos; es que Jesse Crain ha sido una, quizás la única, satisfacción de los Medias Blancas en una campaña, en la que el equipo incluso pudiera terminar sin él.

Felicitaciones Jesse

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: