Alex Ríos el bastión ofensivo

En ninguna de sus nueve temporadas en Grandes Ligas, Alex Ríos había tenido un inicio de campaña tan productivo como el de ésta, en la que ha sido el mejor jugador de losMedias Blancas de Chicago y uno de los más destacados de la Liga Americana.

El puertorriqueño sencillamente ha tomado las cosas en donde las dejó en el 2012, en el que registró su mejor año en las mayores. Eso luego de haber realizado algunos cambios y ajustes en su ofensiva y de haber vuelto a defender una posición en la que durante toda su carrera se ha sentido cómodo, a gusto, como lo es el jardín izquierdo.

Esa confianza adquirida con su producción el año pasado le permitió a Ríos iniciar esta temporada con un mayor nivel de seguridad en si mismo y en sus habilidades, sin que eso necesariamente le hubiera hecho tener la certeza de registrar en estos momentos su mejor arranque de campaña.

“Creo que lo que hice el año pasado se trasladó a este año y por eso es el éxito que he tenido hasta ahora. Creo que todo es cuestión de seguir siendo consistente y de tener buen aproach en la caja de bateo y vamos a ver qué pasa”, dijo Ríos, desde el U.S. Cellular Field de Chicago donde este sábado los Medias Blancas comenzaron una serie de dos juegos ante los Mellizos de Minnesota, luego de que el viernes se cancelara el primer encuentro debido al frío y a las condiciones climáticas.

Los cambios que realizó entre el 2011 y 2012 le permitieron a Alex tener un mejor plan a la hora de ir a batear, expandir su uso del terreno de juego, al tratar de darle más a la bola hacia la banda derecha, que anteriormente era inutilizada por él, y el trabajar más los turnos, viendo más pitcheos y esperando ése que él quería conectar.

Esos ajustes le permitieron imponer topes en su carrera en cuanto a promedio (304), jonrones (25) y carreras remolcadas (91). Eso le valió para ser considerado incluso al Jugador Más Valioso, para el cual llegó en la decimoquinta posición.

El comprobar que sus condiciones estaban intactas le infundió nuevas energías y más confianza a Ríos, quien en estos momentos luce con gran seguridad en el home plate.

“La confianza y la manera de la que yo me sentía me ayudó un montón. Cuando uno tiene esa confianza, uno cree en lo que está haciendo y eso te ayuda a confiar más en tus manos, en tus habilidades y le doy un poco de crédito a eso también. Creo que esto ha sido una continuación del año pasado. Esa confianza te ayuda, porque confías en tu plan y cuando confías en tu plan es un beneficio para ti”, dijo el boricua, quien agregó: “En lo único que me estoy tratando de concentrar ahora mismo es en tener un buen aproach en la caja de bateo y tratar de tener buenos turnos al bate, llegar a conteos profundos y todo eso”.

Esas claves le han permitido a Ríos ser en estos momentos el duodécimo hombre con el promedio de bateo más alto en la Liga Americana, con .344; el cuarto con más cuadrangulares, con cinco; el decimocuarto en porcentaje de bateo, con .403; el sexto en slugging, con .565, y en OPS, con 1.059. En todos esos renglones lidera a su equipo.

El manager de los Medias Blancas, Robin Ventura, identificó el valor de la producción de Alex en este arranque de campaña.

“Ha sido el mejor pelotero del equipo, así como lo fue el año pasado. Creo que Alex está en el prime de su carrera”, expresó Ventura.

Ríos considera que más allá de los ajustes que ha hecho en su juego, un factor importante para el espléndido momento por el que atraviesa se debe a la experiencia que ha recabado a la largo de su carrera, que inició en el 2004, con los Azulejos de Toronto.

“Uno crece como pelotero y mientras pasando los años uno se conoce, todo eso hace que uno madure. Eso te hace un poco más fácil el salir de esas situaciones en las que uno no quiere estar, como los famosos slump. Eso porque ahora ya uno reconoce las cosas que no le están funcionando y que no te están dando éxito, entonces la cuestión es cómo salir de eso rápido y eso se puede hacer con la madurez”, explicó el jardinero de 32 años de edad.

Esa misma madurez de la que habla el boricua es la que le permite poner en perspectiva su desempeño, sin elevarse mucho ni pretender ser infalible.

“Es algo complicado mantener ese nivel de concentración, que también entra en la ecuación, porque siempre en un turno de bateo te van a dar un pitcheo para batear y ese es el pitcheo que el bateador debe buscar, para buscar ese pitcheo hay que tener paciencia y a veces se complica un poco, por las mismas situaciones de los juegos que hacen que uno se excite demasiado y que llegues a conclusiones que no están en tu plan. Por eso es importante siempre mantener tu concentración”, detalló.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: