Difícil situación

Chicago.- Hace una semana, cuando los Medias Blancas vencieron a los Tigres de Detroit parecía que el equipo de Chicago se enrumbaba a hacia la postemporada. Hoy una semana después el camino se ve encumbrado.

Los Sox despilfarraron una ventaja de tres juegos sobre el conjunto de Detroit y comprometieron su opción de alcanzar los playoffs a falta ocho juegos para que culmine la ronda regular.

La ofensiva ha sido la gran responsable de la caída de los Medias Blancas, que en los últimos ocho encuentros tan solo han ganado dos.

Los maderos de Sox tan solo han producido 16 carreras en la última semana, una relación que deja menos de dos carreras por encuentro. De esas anotación que han fabricado nueve han sido a través de los siete jonrones que han conectado.

El equipo se ha vuelto unidimensional con su ofensiva, ya que si no es por la vía de los cuadrangulares -que en su mayoría llegan sin corredores en las bases- no producen carreras.

Lo hombres grandes de la parte media de la alineación no han hecho el trabajo, salvándose tan solo Alex Ríos, quien ha sido el mejor del equipo.

El oportunismo se fue, no ha existido el batazo clave, la conexión con hombres en las bases, esa conexión que hasta hace un mes estaba saliendo de forma consistente y había mantenido la producción de la novena en buen nivel.

Ahora los Medias Blancas carecen de ese hit en el clutch. Solo basta con ver que en los últimos 19 juegos colectivamente se batea para .174 con hombres en posición anotadora, sin contar que en los pasados ocho encuentros apenas se han ligado cinco inatrapables en 52 turnos en la misma situación, con corredores en tercero y/o segunda base.

Así es muy difícil ganar y mantener una buena opción de ir a una postemporada, porque no se están haciendo carreras, se le está exigiendo a los pitchers perfección, que de lograrla puede que no valga de nada, porque no hay producción.

El bateo ha dejado huérfano a los lanzadores de los Medias Blancas, que en la última semana registra une efectividad de 3.72. Un porcentaje respetable.

Los Sox necesitan darle un vuelco a su ofensiva, despertarla y comenzar a producir ya para ganar encuentros, de lo contrario será un duro final de temporada.

Faltan ocho juegos y aún están de primeros, pero empatados con los Tigres.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: