junio 2012

Apuntan hacia un cierre exitoso

Chicago.- Luego de atravesar por la turbulencia de los dos primeros tercios de junio, los Medias Blancas se han recuperado y han comenzado una cadena de tres juegos ganados para cerrar el mes fuerte, especialmente ante uno de los conjuntos más poderosos del béisbol, como lo es el de los Yanquis de Nueva York.

Para los Sox es especial esta serie se cuatro encuentros que se inició ayer, porque representa el medir fuerzas con una novena que está considera para ganar la Liga Americana, ir a la Serie Mundial y llevarse todo.

Siempre que se enfrente a un conjunto con esa etiqueta se quiere probar lo que realmente se tiene para competir, porque nada mejor para saber qué tan bueno se es que enfrentando a los mejores y, sin duda, los Yanquis son de los mejores.

El haber ganado el encuentro inicial es un gran paso y el haberlo hecho de la forma en la que se logró, con ese jonrón de Dayán Viciedo en el noveno inning, que sirvió para darle la vuelta al marcador, es un impulso bastante grande, especialmente cuando en ese juego no se contaba precisamente con uno de los mejores abridores del equipo, Dylan Axelrod, pero que se mostró como si lo fuera conteniendo a la ofensiva de los Yanquis en su trabajo de siete entradas.

Siempre hemos de dicho que hay que tener como objetivo ganar series, porque al final eso suma una mayor cantidad de victorias. No es lo mismo ganar diez juegos seguidos que diez series consecutivas, por eso más allá de hilvanar una cadena de juegos ganados, que obviamente siempre es buena, lo importante es lograr una seguidilla de series victoriosas.

En Nueva York, luego de triunfar en ese primer juego la posibilidad de ganar otra serie y de llegar a tres de forma consecutiva es una posibilidad real, ya que el juego que en apariencia se veía con mayor dificultad para los Sox era el de anoche, por lo que dijimos anteriormente, por no contar con un pitcher probado y establecido en la rotación del equipo.

Ahora le toca el turno a quienes se han mostrado como pilares de la rotación, como lo son José Quintana, quien no estaba en los planes del equipo al inicio de la temporada, pero que desde la lesión de John Danks se ha mostrado como un pitcher dominante y exitoso; mañana irá Jake Peavy, el líder del staff por su experiencia y jerarquía, además de estar en una buena campaña; y el domingo Gavin Floyd, quien atraviesa por un momento estelar, luego de no haber sido efectivo entre mediados de mayo y mediados de junio.

Ganarle la serie a los Yanquis es otra forma de decirle a todos que los Medias Blancas están en serie esta temporada. Obviamente falta mucho, pero cada paso hacia adelante y cada día que el equipo se mantenga en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana hace crecer la confianza.

Lograr dos triunfos más ante Nueve York en la visita al Yankee Stadium le permitirá a los muchachos de Robin Ventura registrar, además, su tercer mes corrido con saldo positivo en la campaña.

Datos

– José Quintana enfrentará a los Yanquis por primera vez en su carrera. En la temporada tiene marca de dos victorias y una derrota. El zurdo tiene 16 entradas sin aceptar carreras y tiene una cadena de 98 bateadores enfrentados sin otorgar una base por bolas. Hoy va a otra prueba de fuego, luego de haberse enfrentado anteriormente a los Indios de Cleveland, Azulejos de Toronto, Cardenales de San Luis, Dodgers de Los Ángeles y Cerveceros de Milwaukee, todos equipos ofensivos y ante los que ha lucido en gran forma.
– Los Medias Blancas sumaron ayer a otro latino al equipo, al subir de ligas menores a Leyson Séptimo para que ocupara el puesto del despedido Will Ohman.
– Los Sox colocaron hoy en la lista de lesionado a Brian Bruney y ascendieron a Brian Omogrosso.
– Paul Konerko aún sigue sin producir en junio, mes en el que tiene solo seis carreras remolcadas.
– Kevin Youkilis le ha dado a los Medias Blancas en sus primeros cuatro juegos lo que de él se espera, buena producción ofensiva y solvencia defensiva.

Bienvenido Kevin Youkilis

Chicago.- Desde el inicio de la temporada la producción de los terceras base que han tenido los Medias Blancas ha sido deficiente, por debajo de lo que se esperaba y de lo mínimo requerido para hacer del equipo uno mejor.

La llegada de Kevin Youkilis es para resolver ese problema, dándole mayor profundidad ofensiva a la novena, que si bien arrasó durante mayo, algo excepcional, en junio ha tenido un innumerables inconvenientes para ser consistente y producir, en buena medida -aunque no hay que echarle toda la culpa a ellos- por la falta de bateo, especialmente oportuno, de los hombres que han ocupado la tercera base.

Youkilis es un bateador probado en Grandes Ligas, que en los últimos años fue uno de los puntales ofensivos de los Medias Rojas de Boston, que sabe cómo producir y ayudar a ganar al equipo, que además de eso sabe cómo triunfar y encarar esa lucha encarnizada que le tocará a los Medias Blancas luego del Juego de Estrellas, con los Indios de Cleveland y los Tigres de Detroit para adueñarse del banderín de la División Central de la Liga Americana.

Se podrá dudar de la nueva adquisición de los Sox, porque sus números con el madero esta campaña no han sido los mejores, pero también hay que recordar que en Boston poco chance tuvo este año cuando estuvo sano. Sus registros fueron de .233 de promedio al bate, con cuatro jonrones y 14 carreras remolcadas, en 42 encuentros.

Estando en la carrera en la que se encuentran los Medias Blancas no podía haber una mejor pieza para reforzar al equipo, que Youkilis. Claro, eso él también lo tiene que demostrar en el campo y la mejor forma de hacerle es rindiendo desde hoy, exhibiendo esa experiencia y ese talento con el cual todavía cuenta y con el que quiere dejarle saber a todos, especialmente a los Medias Rojas, que aún es un buen pelotero, un buen bateador y que todavía puede ayudar a competir a un conjunto.

Ese deseo con el que llega Youkilis es un factor motivacional importante y que bien se le puede sacar provecho en los Medias Blancas, que no solo lo podrán emplear como tercera base, sino como inicialista o bateador designado cuando haga falta.

Su llegada al equipo es una sentencia abierta de que los Sox van a pelear esta temporada por pasar a la postemporada, sin decir que esa una batalla fácil.

Probablemente no sea Youkilis la primera adquisición que haga el equipo, que quizás busque a un lanzador en el mercado.

Por el momento, bienvenido Kevin Youkilis.

Datos:

- Durante nueve temporadas en Grandes Ligas, Kevin Youkilis tiene registro ofensivo de .287 de promedio al bate, con 133 jonrones, 564 carreras remolcadas,.388 de porcentaje de embasado, .487 de slugging y .875 de OPS.

- Orlando Hudson, quien venía desempeñándose como tercera base pasará ahora a ser utility de infiel junto a Eduardo Escobar. Los Medias Blancas podrían estar moviendo a Hudson en los próximos días.

- Los Sox tuvieron que entregar a Brent Lillibridge y a Zack Stewart a los Medias Rojas por Youkilis.

- De forma colectiva los cuatro hombres (Brent Morel -31 juegos-, Orlando Hudson -28-, Eduardo Escobar -12- y Brent Lillibridge -6-) que se encargaron de la tercera base de los Medias Blancas dejaron promedio ofensivo de .168, con un jonrón y 18 carreras remolcadas antes de la adquisición de Youkilis.

Se puede terminar junio con saldo positivo

Chicago.- Para nadie es secreto que junio no ha sido un buen mes para los Medias Blancas. Sin embargo, aún hay tiempo para enderezar el rumbo y terminarlo con una marca positivo que mantenga en el equipo entre los dos primeros lugares de la División Central de la Liga Americana.

A los Sox, que inician hoy una serie de tres encuentros ante los Cerveceros de Milwaukee, en el U.S. Cellular Field de Chicago, le restan nueve juegos para finalizar el sexto mes del año.

Para finalizar junio con récord positivo y no registrar su primer mes de la temporada con marca inferior a .500, los muchachos de Robin Ventura tiene que ganar al menos siete juegos, una tarea que obviamente no es fácil cuando se va a enfrentar a los Yanquis de Nueva York, en el Yankee Stadium, el próximo fin de semana.

Lo importante es pensar en el día a día, en el objetivo que se tiene que lograr a diario. Hoy se le presenta a los Medias Blancas una buena oportunidad para comenzar a darle vuelta a ese rumbo negativo que tienen en junio. Y es que hoy lanza el pitcher más dominante y consistente del equipo esta temporada, Chris Sale.

El zurdo será un duro hueso de roer para los Cerveceros y su temible ofensiva -la cuarta que más carreras ha fabricado en la Liga Nacional esta campaña, con 310-, liderada por el Jugador Más Valioso del viejo circuito en el 2011, Ryan Braun.

Con Sale lanzando los opciones de triunfo de los Sox aumentan considerablemente, eso sí, el equipo tiene que apoyarlo con su ofensiva, que en este mes ha tenido algunos inconvenientes para producir consistentemente, aún cuando ha tenido juegos explosivos.

Ganando con Sale hoy el chance de que el equipo corte su cadena de cinco series con resultados negativos se agigante, porque para los dos últimos encuentros de la serie se va a contar con Dylan Axelrod -quien lanzará por el lesionado Phil Humber- y José Quintana, quien se ha mostrado como uno de los pitchers más efectivos de la novena, pese a su carácter de novato.

No hay que menospreciar a los Cerveceros, pero este año no son ni la sombra de lo que fueron en el pasado, en el que llegaron a la postemporada, es por ello que contando con buenas labores de nuestros lanzadores, que sin duda la tendrán duro ante la ofensiva de Milwaukee, se podría iniciar el camino para terminar mes con saldo positivo. Solo falta que la ofensiva comience a responder y castigue al débil pitcheo de los lupulosos -es el quinto más deficiente de la Liga Nacional, con efectividad de 4.25-.

Registros de junio:

– La ofensiva de los Medias Blancas acumula promedio al bate de .244, el cuarto más bajo de la Liga Americana, y ha fabricado 82 carreras, séptimos en el circuito.
– El pitcheo del equipo en este mes ha permitido un promedio de 4.43 carreras limpias por cada nueve entradas de labor, esa cifra es la cuarto más alta en inefectividad.

José Quintana se luce y se afianza

Chicago.- Desde que arribó a Grandes Ligas, el pasado 7 de mayo, José Quintana no ha hecho más que lucir como un buen lanzador y darle motivos a los Medias Blancas de confiar en él como uno de sus abridores.

Hoy, ante los Dodgers de Los Ángeles el pitcher colombiano volvió a exhibir su calidad, registrando la mejor presentación en su corta carrera en las mayores, al contener al equipo con el registro más alto en esta temporada.

Al zurdo no le importó enfrentar a André Ethier, el líder carreras remolcadas de la Liga Nacional y uno de los mejores bateadores de Grandes Ligas. A él lo puso a comer de su mano en los tres turnos en los que lo enfrentó, ponchando en cada uno de ellos.

Esos tres duelos fueron la mejor muestra del domino de Quintana, quien en todo el juego apenas permitió cinco hits, dos de ellos de Elián Herrera, quien fue el bateador que mayor dificultad le generó. Además ponchó a seis hombres, estos en ocho entradas completas.

El colombiano, de apenas 23 años de edad, pitcheó una vez más para darle una victoria a los Medias Blancas y para acreditarse él su triunfo número tres de la temporada, pero por esas cosas del beisbol, el cerrador de los Medias Blancas, Addison Reed, no pudo completar su trabajo, en una decisión cuestionada para el manager, Robin Ventura, pero que desde nuestra perspectiva era lo correcto, solo que no funcionó.

Lo importante es que Quintana, con esa actitud segura e infranqueable que muestra sobre la lomita, donde pareciera no temerle a nada, continúa haciendo méritos para seguir como uno de los cinco abridores de los Sox.

Él, sin duda, ha sido una de las sorpresas más gratas del equipo esta campaña, al registrar marca de 2-1, con efectividad de 1.53 en 35 entradas y un tercio de labor, acumuladas en siete presentaciones –cinco de ellas como abridor-.

Ha sido Quintana con esos registros el segundo lanzador mas destacado dentro de la rotación de los Medias Blancas, solo detrás de Chris Sale, quien se ha erigido como el número uno y líder del staff.

El colombiano va por buen momento y enhorabuena por él y los Sox.

Alarma en el pitcheo

Chicago.- No es secreto para nadie que la última semana no ha sido a mejor de los Medias Blancas en la temporada, pero aún así ha tenido el aguante y la fuerza para mantenerse en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana.

Los Sox han perdido sus últimas tres series y solo han ganado tres de sus recientes nueve encuentros. La razón de esos resultados está en buena medida en las inconsistencias que ha tenido el pitcheo abridor, especialmente Gavin Floyd y Philip Humber, así como la debacle que ocurrió la semana pasada con el staff de relevistas.

Causa impresión ese bajo rendimiento que han tenido los lanzadores de los Medias Blancas, porque si hay un aspecto del equipo en el que se basado la confianza y se sustenta el chance de competir esta temporada por el banderín es precisamente en ese cuerpo de lanzadores.

En estos momentos el staff de lanzadores de los Sox es el séptimo en efectividad entre los 14 equipos de la Liga Americana, con un promedio de 3.97 carreras permitidas por cada nueve entradas de labor.

Ese cuerpo de pitcheo del equipo fue el tercer mejor de la Americana durante el primer mes de la campaña, al registrar efectividad de 3.41 de efectividad y al contar con un Jake Peavy como líder de la rotación de abridores.

En Mayo ese porcentaje subió a 4.20, pese a que Chris Sale fue el As entre los abridores emulando a Peavy con el premio al Pitcher del Mes.

En lo que va de junio ya ese promedio de carreras aceptadas por cada nueve innings es de 4.37.

El principal problema en ese aumento de la efectividad de los pitchers del equipo ha estado en las inconsistencia que han registrado Floyd y Humber, quienes de forma combinada registran 6.95 de “efectividad”, luego del primer mes de temporada.

Entre ambos, además han permitido 20 jonrones en 88 innings de trabajo entre mayo y lo que va de junio, lo que ha agudizado más la situación.

Todo eso aunado a los problemas que tuvo el relevo la última semana, antes de la serie que perdió el equipo en San Luis. En esos días los apagafuegos de los Medias Blancas tuvieron una efectividad de 6.14 en 32.2 innings.

Sin embargo, ante los Cardenales el bullpen respondió y estuvo perfecto en ocho entradas, en las que solo aceptaron un hit, poncharon a cuatro bateadores y dieron un boleto.

Una recuperación es lo que se espera de hombres como Floyd y Humber, en la rotación, si no lo lograron su lugar en ésta estará en peligro.

Los Medias Blancas necesitan buscar soluciones y obtener respuestas rápidas para mantenerse con opción legítima de competir en la División Central, porque recuerden todavía falta mucho camino.

Entre todo lo malo, por los problemas del pitcheo, lo positivo es que la novena se ha podido mantener en el primer lugar, con ventaja de 1.5 juegos y eso, sin duda, es un aliciente para soñar y confiar.

Ahora hay que ir a Los Ángeles, para enfrentar a los Dodgers, como siempre con el propósito de ganar la serie y comenzar una nueva cadena de triunfos.

Sorpresa de Oro para Alexei

El viernes pasado el campocorto de los Medias Blancas de Chicago, Alexei Ramírez, recibió una gran sorpresa que hasta le hizo llorar delante de sus compañeros y la prensa, en plena práctica del equipo.

Alexei Ramírez abraza a José Contreras cuando éste le entrega la medalla de oro, de los Juegos Olímpicos de 2004

Ese día, Ramírez recibió de José Contreras, uno de los hombres que lo guió en sus primeros pasos en el béisbol, la réplica de la medalla de oro que Cuba ganó en los Juegos Olímpicos de 2004, en los que participó el campocorto.

“Esto era algo que no me esperaba, por hasta había hablado con José y me había dicho que estaba en Los Ángeles”, dijo Ramírez.

El pelotero de los Sox había perdido su medalla olímpica en el proceso de salir de Cuba, en el 2007.

La directiva de los Medias Blancas, a través de la idea de su dueño, Jerry Reinsdorf, hizo los contactos con el Comité Olímpico Internacional para conseguir otra presea dorado y dársela a Alexei, quien esta vez si no planea perderla.

“La guardare bien, en un lugar en el que nadie la pueda tomar. Esta medalla es muy importante para mí, es algo que yo le quiero mostrar siempre a mis hijos, para que ellos vean lo que yo hice y se sientan orgullosos de mí”, dijo Ramírez.

El campocorto cubano de los Medias Blancas, Alexei Ramírez, muestra su medalla de oro.

La medalla de oro de Alexei.

Paul Konerko, A.J. Pierzynski y Dayán Viciedo merecen apoyo

Chicago.- El primer corte de la votación para el Juego de Estrellas de este 2012 ya de dio por parte de Major League Baseball y en el solo aparecen dos jugadores de los Medias Blancas de Chicago, Paul Konerko y A.J. Pierzynski.

Ambos peloteros han sido los mejores de los más consistentes en la producción ofensiva de los Sox esta temporada, incluso han sido los mejores en sus respectivas posiciones.

Sin embargo, eso no ha sido necesario para que por lo menos estén entre los dos primeros en cuanto al nivel de preferencia de los votantes.

Konerko, quien actualmente es el líder bate de la Liga Americana y de las Grandes Ligas, con promedio de .366, aparece en el tercer lugar en la lista de votación, por detrás de Prince Fielder, de los Tigres de Detroit, y de Mark Teixeira, de los Yanquis de Nueva York.

La diferencia en cuanto al primer lugar es de casi 400 mil votos.

Por su parte, Pierzynski, quien ofensivamente ha sido superior a todos los receptores del circuito en lo que va de temporada, aparece en el quinto puesto, casi a 800 mil votos detrás de Mike Napoli, quien ocupa el primer lugar y quien solo supera en estadísticas de bateo al careta de los Sox en porcentaje de embasado, .363 por .347.

No hay duda de que la votación al Juego de Estrellas es más un concurso de popularidad, que de méritos, pero que haya diferencias tan grandes no es más que una injusticia.

Pero esos dos casos no son los únicos que llaman la atención, también genera un poco de incredulidad el no ver a Dayán Viciedo entre los más votados, siendo uno de los de mejor desempeño esta temporada.

Para arreglar esta situación no hay otra vía que ir a votar, ejercer las 25 votos que permite Major League Baseball por cuenta de correo electrónico (aquí el link: http://mlb.mlb.com/mlb/events/all_star/y2012/ballot.jsp) o llenar todas las boletas que se puedan en los estadio.

Cinco series consecutivas y contando

Chicago.- En lo que va de temporada los Medias Blancas han demostrado que pueden ganar juegos de cualquier forma, con buen pitcheo, tórrido bateo, agresivo corrido de bases y buena defensa.

La combinación de todos esos elementos ha permitido que el equipo esté en estos momentos en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana con dos juegos y medio de ventaja sobre los Indios de Cleveland y con seis por encima de los Tigres de Detroit.

El equipo ha estado jugando la mejor pelota de la división en las últimas tres semanas y eso se ve en la récord y en lo que han hecho. Los Sox han ganado cinco series de forma consecutiva, consiguiendo en ellas un total de 13 victorias en 15 encuentros.

En ese lapso el equipo ha tenido individualidades importantes y que lo han impulsado a tener la marca que presentan en estos momentos que es de 31 victorias y 23 derrotas, la mejor desde la del 2008 cuando tuvieron 32 y 27 para la misma fecha.

Entre esas destacadas actuaciones han sobresalido ofensivamente las de Paul Konerko, Dayán Viciedo, Alex Ríos, A.J. Pierzynski, Adam Dunn y Gordon Beckham. Ellos han brillado en momentos oportunos, solos y de forma colectiva.

En el pitcheo, sin embargo, ha sido Chris Sale el único de los abridores que se mantenido consistente, dominante y en ocasiones ha llegado a ser soberbio con sus actuaciones, como esa que tuvo ayer ante los Marineros de Seattle.

Con su primer juego completo en Grandes Ligas y su triunfo número siete de la temporada, el zurdo de los Medias Blancas celebró su premio al Mejor Lanzador del Mes de mayo, en el que tuvo marca de 4-1, con efectividad de .171 y 35 ponches; además limitó a los bateadores a un promedio la bate de .181.

Su presentación ante los Marineros, en la que aceptó dos hits y cinco carreras, además de ocho ponches y dos bases por bolas, cerró una semana de ensueño para Sale, quien desde hace rato está reclamando el puesto de As de la rotación del equipo, por ser el que mayor consistencia y efectividad ha mostrado en la campaña.

Lo que ha hecho no es sorpresa para nadie, porque siempre se esperaba que fuera él quien liderara a este pitcheo, con lo que quizás no se contaba es que lo hiciera desde ahora. Recordemos que está apenas en su primer temporada como abridor, anteriormente se había desempeñado como relevista y lo había hecho de forma bien efectiva.

Lo bueno del caso es que en él los Sox han encontrado a alguien que cada cinco días cuando se monta en la lomita eleva las opciones del equipo de conseguir un triunfo y de mantener el buen momento por el cual se está atravesando.

Sale, pese a su hándicap de lanzador, pudiera ser elegido como el mejor jugador de la semana pasada, en la que logró dos victorias en dos aperturas, tuvo efectividad de 1.65 y un whip de 0.73, como si fuera poco también acumuló 23 ponches -15 de ellos en el encuentro del 30 de mayo ante los Rays de Tampa Bay, esa cantidad es la mayor de su carrera y la segunda más elevada en la historia de los Medias Blancas para un abridor en un partido-.

Lo importante es que con premio o sin premio Sale está despuntando como el As de los Medias Blancas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.