Una barrida con sabor a Cachorros

Chicago.- Cada vez que se gana una serie por barrida la satisfacción es total, pero cuando se logra eso ante tu rival de la ciudad y en su estadio el gozo es mayor. Por el ganarle los tres juegos del fin de semana a los Cachorros, en el Wrigley Field, ha creado ese ambiente de alegría en los Medias Blancas y en sus seguidores.

La novena de Robin Ventura demostró ser la que lleva los pantalones en Chicago, por más que muchos prefieran a los eternos perdedores, por esa debilidad y solidaridad humano de apoyar al más débil.

Los Medias Blancas simplemente arrollaron a los Cachorros, fueron superiores en cada uno de los aspectos del juego y como era de esperarse se demostró en el terreno, con una contundente barrida en el Wrigley, la primera de los muchachos del lado sur de la ciudad desde la temporada de 1998.

Ofensivamente se acabó con el pitcheo de los Cachorros, al que se le conectaron ocho jonrones, incluyendo dos de Gordon Beckham y Adam Dunn, y se le fabricaron 16 carreras.

Esa producción de los bateadores de los Medias Blancas respaldó con creces la buena actuación de los lanzadores, quienes se dieron banquete, al trabajar a placer ante la pobre ofensiva de sus rivales, que apenas marcaron seis carreras, cuatro de ellas en la última entrada del juego de ayer, cuando ya todo estaba definido a favor de los Sox.

Pero quizás lo mejor de todo fue la forma en la que se cerró la serie, con un blanqueo encabezado por Jake Peavy, quien solo aceptó tres hits y ponchó a siete hombres. Tras ese trabajo lo demás fue pan comido para el bullpen, pese a que Jesse Crain tuvo algunos inconvenientes y llenó las bases, pero nada que evitara el cuarto juego sin carreras permitidas para el pitcheo de los Medias Blancas.

Esa blanqueada fue la número seis en la historia oficial de esta serie, que comenzó en 1997 como parte de los interligas, pero que antes de eso se jugaba una vez al año un encuentro de exhibición entre ambos equipos.

El barrer a los Cachorros también le permitió a los Medias Blancas nivelar su récord en la campaña (21-21) y colocarse en solitario en el segundo puesto de la tabla de posiciones, detrás de los Indios de Cleveland, que tienen una ventaja de dos juegos y medios, cuando llegó a ser de 4.5 esta semana.

Los Medias Blancas se encuentran en un buen momento, al tener una cadena de cuatro triunfos. Ahora el objetivo es mantenerlo y trasladarlo a casa donde entre el martes y el jueves se enfrentará a los Mellizos de Minnesota, por primera vez en la temporada, y entre viernes y domingo a los Indios, con la posibilidad de todo ir bien, de ocupar el primer lugar de la división.

Por los momentos a disfrutar de esta barrida y a seguir exhibiendo la superioridad histórica ante los Cachorros, a los que se les ha ganado 48 de los 87 juegos que se han disputado y cuatro series de forma consecutiva.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: