Perder siempre duele, pero así más

Chicago.- Las derrotas siempre son dolorosas, no importan cómo sean ni cómo se produzcan. Pero la sufrida por los Medias Blancas es una de esas que más duelen.

Cuando un equipo que durante toda la temporada ha tenido dificultades para producir carreras en cantidad es capaz de hacer ocho carreras en un encuentro y no llevarse la victoria, pese a tener al mejor lanzador del equipo en acción, sin duda que duele.

Eso fue lo que sucedió hoy con los Medias Blancas, que tuvieron la oportunidad de barrer a los Tigres de Detroit en una miniserie de dos encuentros, pero el segundo triunfo se les esfumó de las mano en un dos por tres.

La ofensiva de los dirigidos por Robin Ventura hicieron seis carreras en los primeros cinco innings. Con una ventaja de 6-0 y con Jake Peavy en la lomita parecía inminente que los Medias Blancas se dirigían a su triunfo 18 de la temporada, el que les daría la oportunidad de colocarse en la segunda posición de la División Central de la Liga Americana. Pero que va, no se puedo.

En el momento menos pensado, la ofensiva de los Tigres emboscó a Peavy, quien batalló durante todo el encuentro con su control y al inicio de la sexta entrada ya se le veía con poco combustible en el tanque.

En ese fatídico sexto episodio Detroit le fabricó seis carreras al abridor de los Medias Blancas, la mayor cantidad que éste ha permitido en un juego esta temporada, y continuó la fiesta ante el una vez más inefectivo Will Ohman, quien fue la primera pieza que trajo del bullpen Ventura para tratar de contener a la toletería de los Tigres, que desde luego se terminaron de devorar al zurdo y en labor de una entrada le hicieron cuatro carreras.

Con diez anotaciones producidas entre la sexta y la séptima entrada, la novena que comanda Jim Leyland le bajó los brazos a los Medias Blancas, que del sexto al octavo episodio no encontraron forma de sacudirse ese balde de agua fría que les había caído encima y que obviamente no era fácil de asimilar, porque créanme, con una ventaja de 6-0 en la pizarra, Peavy lanzando y el bullpen fresco, parecía casi imposible que se perdiera el encuentro aún ante la mejor reacción ofensiva de los Tigres. Pero no fue así.

Los muchachos de Robin, sin embargo, intentaron una reacción a último momento, cuando en el noveno inning y luego de dos out le dieron dos hits consecutivos al cerrador de Detroit, José Valverde -quien salió lesionado del encuentro-, lograron una base por bolas y posteriormente anotaron dos carreras con doble de Alexei Ramírez.

Entonces llegó el momento esperado, la anotación del empate estaba en segunda base y bateando se encontraba Dayán Viciedo, quien en el encuentro le había dado sólido a la bola.

Viciedo le enganchó un envío a Octavio Dotel y la bola viajó hacia lo profundo del jardín derecho arrancándole la voz a los aficionados del equipo que ligaban para que esta conexión estuviera detrás de la verja. Pero justo en el último instante llegó Brennan Boesch, pegado a la pared para privar a los Medias Blancas de un mejor desenlace y un final feliz. Lo que dejó fue dolor y frustración, por un encuentro que se debió ganar, pero que no se puedo porque se le dio la oportunidad al gigante ofensivo de los Tigres de despertar y éste, sin duda lo aprovecho.

No es fácil recibir una derrota así y menos ver que se le dan oportunidades a los rivales de vencer, no es la primera vez.

Ahora solo queda pasar la página, tragar grueso y mirar hacia delante, porque desde mañana iniciamos una serie de dos encuentros ante los Angelinos de Los Ángeles, en Anaheim, y luego regresamos a Chicago para jugar ante los Cachorros en el Wrigley Field.

1 Comentario

Ante todo un saludo a este gran equipo aya en la M.L.B USA.! Soy un fanatico numero 1 de los white sox desde pequeño y es tanto asi que hace 2 años soy Manager y fundador de mi equipo de softbol llamado tambien White sox Vinotinto ya con historial web aqui jugaron los primos de actuales grandes ligas, Escobar,Sandoval,por nombrar algunos,.De verdad no es Facil llevar un equipo de beisbol en M.L.B. Y aqui en Venezuela se juega mucho beisbol y softbol y es duro el competir,hay mucho talento.! Y actualmente estoy jugando un torneo y tenemos 4 derrotas seguidas,hemos remontado y estar ganando con ese orgullo, pero siento de verdad que eso duele y pasa y lo de hoy en beisbol M.L.B con los Tigres es como un Baño de agua fria,, Pero animo y para adelante este es un gran equipo de un gran corazon.!! Saldremos de esta ! Seguro que si !! PA EN CIMAAA.!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: