Una dura serie ante Boston

Chicago.- Fue dura esta serie en casa, contra los Medias Rojas de Boston, no hubo respuestas para ese equipo en los dos primeros juegos, en los que su ofensiva fue muy superior y en el tercero nuestros maderos no pudieron ante Jon Lester, pese a lo que se necesitaba para ganar era lo mínimo, por el gran trabajo de Jake Peavy, pero que va, no se pudo.

Sin embargo, hoy, en el último encuentro de la serie Gavin Floyd se lució con su mejor presentación de la temporada y una de las más sólidas de su carreras, al completar seis entradas sin hits ni carreras, por primera vez en sus nueve años en Grandes Ligas.

Ese trabajo de Floyd salvó que los Medias Blancas fueran barridos ante los Medias Rojas, que llegaron a Chicago encendido, inspirados por primera vez en la temporada, luego de ese mal arranque de campaña.

Lo importante de la labor del derecho de los Medias Blancas fue que sirvió para reivindicar el pitcheo del equipo, así como el día anterior lo hizo Peavy, solo que en esta ocasión sí contó con el apoyo de los bateadores, que hicieron lo mínimo para respaldarlo y enrumbar la victoria de la novena, que tenía cinco derrotas en fila, su cadena más larga de la temporada.

La misión no era fácil para los muchachos de Robin Ventura, porque nada les había salido en esta serie y, además, no contaron con el mejor bateador del equipo, Paul Konerko, quien presentó molestias en el cuello.

Pero ante a ausencia de Konerko, Alex Ríos y Adam Dunn se hicieron cargo de la ofensiva del equipo para ligar en los momentos oportunos y con la mínima producción fabricar las carreras suficientes –cuatro- para obtener esta victoria y volver a colocar el récord del equipo en .500, luego de haber quedado por debajo de ese porcentaje tras la derrota del sábado.

El pitcheo, pese a sus variantes, que han sido pocas en este primer mes de campaña, se ha mantenido como el principal soporte de los Medias Blancas y se espera que así sea, pero se necesita que la ofensiva produzca un poco más, quizás no en cantidad sino en calidad, que ligue cuando hay corredores en las almohadillas y, especialmente, en posición anotadora. Ese ha sido el principal inconveniente hasta estos y recuerden, que aún así, todavía el equipo está luchando por el primer puesto de la tabla de posiciones en la División Central de la Liga Americana.

Los Medias Blancas pueden asaltar nuevamente el comando de la división ganándole la próxima serie que disputarán aquí en casa, en el U.S. Cellular Field, ante los Indios de Cleveland, en estos momentos los punteros de la llave, por un juego de diferencia. Así que con todo ante ellos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: