¡Bravo Pierre!

Chicago.- Tener la oportunidad de ver actuar y trabajar durante esta temporada a Juan Pierre con los Medias Blancas de Chicago ha sido algo que nos ha permitido conocer la calidad, humana y profesional, de este pelotero, que pese a los altibajos, a los aciertos y desaciertos que ha tenido ha sido uno de los jugadores más consistentes del equipo.

Sin embargo, esa consistencia de Juan Pierre no es de este año, ha sido de toda su carrera y por ello, ayer el jardinero izquierdo de los ChiSox se convirtió en el pelotero número 268, en la historia de Grandes Ligas, en conectar al menos 2.000 hits en este nivel, y el número 14 que lo hace con el uniforme de los Medias Blancas y segundo en la temporada. Paul Konerko lo hizo primero el 23 de agosto.

Lo de Pierre, quien firmó para el profesional con la organización de los Rockies de Colorado, con la que debutó en Grandes Ligas en el 2000, a los 20 años de edad, es admirable, especialmente lo que ha hecho esta campaña.

El primer bate de los Medias Blancas comenzó el 2011 con problemas en su defensa y en su ofensiva, tanto en el corrido de bases, en el robo de ellas, que durante toda su carrera ha sido una de sus principales armas, como con el madero. Esto generó que fuera abucheado y criticado por los aficionados del equipo y por la prensa que cubre a la novena en Chicago.

Pero Pierre, con ayuda del manager, Ozzie Guillén, quien le hizo frente a la lluvia cuestionamientos acerca de su jardinero izquierdo y siempre lo apoyó, no se rindió ni bajó su ritmo de trabajo, por el contrario, incrementó el nivel de su rutina, busca mejorar sus fallas. ¿Cómo lo hizo? Tomando early practice en los jardines, en el corrido de bases y en el cage de bateo.

Nos consta, además, que Pierre era y es de los primeros peloteros en llegar al estadio, en salir al terreno a entrenar, a prepararse. Él es uno de esos jugadores que se preocupa porque cada uno de los niveles de su juego esté al tope, por perfeccionarse y buscar la forma de proveerle mayores beneficios al equipo.

Una vez, en un día libre, en Seattle, donde el equipo tenía una serie de tres encuentros ante los Marineros, nos encontramos a Pierre, alrededor de las diez de la noche, en el gimnasio del hotel, trabajando, porque ese día no había hecho nada, no había ayudado a su cuerpo a estar en forma. Pero y por qué debía hacerlo, si era su día de descanso, el día en el que supuestamente se debía desconectar del beisbol. La razón: “necesito hacer esto todos los días, porque es la forma en la que me siento bien y me siento listo para jugar”, dijo.

“Así ha sido él desde que yo lo conozco y eso es desde hace bastante tiempo”, dijo el manager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén.

Esa consistencia en su trabajo fue la que le permitió a Pierre llegar anoche a 2.000 hits en su carrera, en la que en dos oportunidades ha sido el líder de incogibles en la liga (en 2004, con los Marlins de Florida, con 221, y en el 2006, con los Cachorros de Chicago, con 204), además de liderar en tres ocasiones el renglón de bases robadas (la última fue en el 2010, en la que impuso una marca personal de estafas, con 68).

Esa labor que ha realizado el jugador de raíces francesas, le ha valido para cambiar el estatus de su rendimiento en la campaña de mediocre a regular-bueno, tras registrar en este momento promedio al bate de .286, con 14 dobles, cuatro triples, dos jonrones, 73 carreras anotadas y 43 remolcadas; con 25 bases robadas y un porcentaje de embasado, de .336.

Desde el 26 de junio, Pierre tiene el sexto average más alto de la Liga Americana, con .326. En esta temporada además ha sido el bateador que más contacto hace con la bola cada vez que realiza swing, así como el más difícil de ponchar.

Pero esos son solo números, eso es solo lo que se ve en el terreno, en el juego. Lo que quizás se desconozca de Pierre es que es un jugador al que todos sus compañeros quieren y respetan, que siempre está alegre, sonriendo y bromeando dentro y fuera del clubhouses, que es capaz de desenvolverse en perfecto inglés con sus compañeros estadounidenses, como en un buen español con los latinos.

Ese es Juan Pierre, esa es su calidad humana y profesional, y por eso lo reconocemos por sus logros y nos alegramos por haber llegado a los 2.000 hits en su carrera. ¡Bravo Pierre!

Aquí las felicitaciones que le dio su manager, Ozzie Guillén: “Cuando trabajas fuerte, cosas buenas te pasan y eso es lo que ha hecho Juan. Me siento orgullo por lo que hizo”, dijo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: