En control de los jugadores

Chicago.- Esta tarde durante su usual rueda de prensa, previa al juego, el manager de los Medias Blancas de Chicago, Ozzie Guillén, reiteró su confianza en el grupo de peloteros que están en el equipo en estos momentos y explicó que el beisbol es un negocio en el que si los resultados no se dan satisfactoriamente los movimientos se hacen inevitables.

“La calidad de estos jugadores está ahí, pero ellos no han podido jugar de la forma que lo saben hacer”, dijo Guillén.

Durante las últimas semanas se han escuchados muchos rumores de posibles cambios en los que estarían involucrados peloteros de los Medias Blancas. Sin embargo, la gerencia del equipo se ha mantenido firme, esperando el desenvolvimiento de la novena en estos días, antes del 31 de julio, fecha tope para realizar cambios libres y directos, sin tener que pasar por la figura del waivers.

“Este es un negocio y hay cosas que no están en mis manos. Quiero a este club y a estos muchachos”, expresó Guillén.

Alrededor de los ChiSox, que para esta temporada aumentaron su nómina a 127 millones de dólares, cifra récord en su historia, se piensa que el equipo puede ser más vendedor de peloteros que comprador, por su alto budget.

Sin embargo, todo eso estará condicionado al rendimiento del equipo en estos días, como lo hemos escritos en post anteriores. Si el equipo mantiene el nivel mostrado en los últimos días y logra resultados exitosos que lo colocan con récord por encima de .500 y en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana o cerca de ella, la etiqueta de vendedores no le será asignada. Pero si sucede lo contrario hay una gran posibilidad de que sí comiencen a desprenderse de algunos jugadores, para añadir prospectos.

“No creo que nosotros tengamos que salir a comprar piezas, con las que tenemos aquí estamos bien. Durante toda la temporada he dicho que en este equipo contamos con el talento para competir, pero no lo hemos podido mostrar de forma consistente”, explicó el manager de los ChiSox.

Guillén como el gerente general de la novena, Ken Williams, en este momento no saben exactamente en qué posición está el equipo, en cuanto a si de verdad será competidores y contendientes hasta el final o si se desinflarán en algún momento.

“En este tipo de situaciones hay que ser realista, porque oportunidades siempre vamos a tener, lo que hay que ver es si de verdad las aprovecharemos o las dejaremos pasar. Todavía no lo sé”, dijo Guillén.

El estratega de los ChiSox le habló a sus jugadores acerca de la situación y les dijo que son solo ellos lo que pueden hacer que este equipo sea ganador o perdedor.

“Si aquí comienzan a haber movimientos cúlpense ustedes mismos, porque no están jugando como lo pueden hacer. Son ustedes los que tienen control de la situación y de lo bien o lo mal que pueden jugar”, expresó Guillén.

Los Medias Blancas tienen en estos momentos récord de 50 victorias y 51 derrotas, con lo que se encuentran a tres juegos y medio de los líderes de su división, los Tigres de Detroit. 

Información en cápsula

-       Los Medias Blancas de Chicago aún no han fijado su rotación para enfrentar a los Medias Rojas de Boston el próximo fin de semana.

-       Esta es la primera vez desde el cinco de julio que los ChiSox están un juego por debajo de .500.

El manager, Ozzie Guillén, informó que todo su bullpen estará disponible hoy, en el segundo juego de la serie contra los Tigres de Detroit. “Para esta serie todos mis jugadores tienen y están disponible. Hay que utilizar todas nuestras balas para tratar de ganarle a los Tigres”, dijo.

Post-juego

  • Tras la derrota, 5-4, ante los Tigres de Detroit, los Medias Blancas cayeron a cuatro juegos y medio del primer lugar de la División Central de la Liga Americana.
  • Los ChiSox ahora se alejaron a dos juegos de igualar su récord en .500. En estos momentos su marca es de 50-52.
  • Luego del encuentro el manager, Ozzie Guillén, dijo: “Hubo un gran esfuerzo por parte de los muchachos, se luchó hasta el final y eso hizo de este un gran juego. Lamentablemente no pudimos ganar, porque nos enfrentamos al mejor pitcher de la Liga Americana (Justin Verlander), pero el equipo mostró actitud”.
  • Acerca de la labor de Jake Peavy, quien trabajó seis entradas, en las que aceptó diez hits y cuatro carreras; además de ponchar a seis bateadores y de dar un boleto, Guillén comentó: “Lanzó bien, solo tuvo inning malo (el cuarto en el que le hicieron tres carreras). Su trabajo nos dio la oportunidad de ganar, pero al final no se pudo”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: