Ozzie Guillén y sus 65 alineaciones

Chicago.- En lo que va de temporada los Medias Blancas de Chicago han presentado 65 alineaciones diferentes, eso producto del esfuerzo del manager del equipo, Ozzie Guillén, por buscar el balance ideal de su ofensiva, así como la consistente producción de ésta.

Conseguir ese objetivo no ha sido fácil, a tal punto que aún se siguen haciendo experimentos para ver de qué forma se le puede sacar mejor provecho a los jugadores, cómo combinarlos para que los que están en buen momentos ayuden y respalden a los que no, en beneficio colectivo de la novena. Tampoco se ha podido encontrar una posición para que los hombres que están apagados con el bate prendan su producción.

Antes de comenzar la temporada se suponía que nada de eso debía ser muy complicado. Se daba por descontado que hacer un line up diario contando con jugadores como Juan Pierre, Gordon Beckham, Adam Dunn, Paulo Konerko, Alex Ríos, Carlos Quentin, A.J. Pierzynski, Alexei Ramírez y Brent Morel sería una de las cosas más fácil que tendría que hacer Ozzie Guillén en este 2011.

Sin embargo, no ha sido así y el propio estratega lo expresó hoy durante la rueda de prensa antes del segundo encuentro de la serie que sostienen contra los Mellizos de Minnesota, equipo al que no le han podido ganar esta campaña en cinco encuentros.

“Mucha gente critica al manager por el line up que hace, pero nosotros siempre tratamos de hacer el mejor line up que podemos. Este año no ha sido fácil para mí, porque he tenido que hacer muchos movimientos tratando de que nuestra ofensiva sea productiva”, comentó Guillén.

El estratega del equipo también expresó cómo y cuándo hace la alineación.

“Eso es algo que no lleva más de dos minutos hacerlo, pero cada noche, cuando lo estoy haciendo, antes de salir al estadio o de llegar a mi casa, pienso que son los dos minutos más difíciles que tengo”, dijo Guillén.

El manager de los ChiSox ha sido enfático en señalar que dentro de su equipo está la calidad necesaria para que su ofensiva se convierta y sea esa máquina de hacer carreras que se suponía sería antes de comenzar la campaña.

“Hay gente que me dice loco, porque digo que nosotros tenemos buen producto aquí. Pero yo les digo que si nosotros botamos a los jugadores que están fallando ahorita, en dos días los tomará otro equipo, porque tienen calidad. Por eso yo sigo confiando en ellos”, declaró Guillén.

Nosotros estamos de acuerdo con el estratega, porque cada uno de los nueve titulares de los Medias Blancas ha demostrado durante su carrera en Grandes Ligas -a excepción de Gordon Beckham y Brent Morel, quienes aún se están iniciando en este mundo- ha demostrado tener las herramientas para ser exitosos en este nivel.

Pierre ha sido uno de los mejores primeros bate en los últimos días años, producto de su velocidad y buen contacto con la bola. Dunn ha sido el único jugador en Grandes Ligas, que ha conectado al menos 38 jonrones de forma consecutiva en las últimas siete campañas. Ríos siempre ha sido conceptuado como un jugador con todo el material para convertirse en un 30-30. Pierzynski estado sobre el nivel ofensivo de los receptores desde que llegó a los Medias Blancas, en el 2005. Ramírez se ha erigido como uno de los mejores campocortos ofensivos del momento.

Sin embargo, más allá de Paul Konerko y Carlos Quentin, ninguno de los otros ha podido encontrar la forma de producir y ayudar a la causa de los ChiSox, que pese a ello están en el tercer lugar de la División Central de la Liga Americana a cinco juegos y medio de los Indios de Cleveland, los líderes.

El equipo que dirige Ozzie Guillén es noveno, entre los 14 conjuntos que componen el joven circuito, en carreras anotadas (354); octavos en hits (764); duodécimo en dobles (133), decimotercero en triple (7); séptimo en jonrones (88); noveno en carreras remolcadas (338); noveno en promedio al bate (.251) y noveno en porcentaje de embasado (.318). Además es duodécimo en bases robadas (37).

Todas esas estadísticas reflejan solo una cosa, que la ofensiva de los Medias Blancas está por debajo del promedio, o lo estuvo durante la primera parte de la temporada. Si se logran engranar las piezas y ser más productivos la segunda mitad podría prometer muchas cosas buenas. Mientras tanto se seguirá experimentando con la alineación, buscando su balance y completo despertar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: