Adam Dunn, el villano favorito

Chicago.- En lo que va de temporada Adam Dunn ha sido el objeto favorito de burlas, pitas y abucheos de los fanáticos de los Medias Blancas de Chicago.

Esa situación, obviamente, se la ha ganado el jugador de los ChiSox por la baja producción ofensiva que ha tenido, luego de haber sido anunciado como la gran contratación de la organización para esta temporada. A él le dieron 56 millones de dólares por cuatro años, en el pasado mes de diciembre.

Dunn consciente de su deuda con el equipo y del malestar de la afición, ha trabajado duramente para comenzar a demostrar lo que en el pasado logró con las organizaciones de Cincinnati, Arizona y Washington, en las que se convirtió en uno de los bateadores zurdos más poderosos y jonroneros del beisbol, en los últimos ocho años.

Sin embargo, esa labor extra juego que ha realizado el bateador designado de los Medias Blancas no ha sido del toda fructífera para conseguir una consistente producción ofensiva, ajustada a las credenciales con las que llegó al equipo. De allí que en cada turno que consume en estos momentos la afición se meta con él, incluso antes de poncharse o de fallar de cualquier otra forma.

Esa reacción de los aficionados ha sido tomada por Dunn como una motivación para buscar cada día más vías de superar su situación. Él ha tomado esa actitud de los fanáticos de una forma muy relajada y divertida, no prestándole más de la atención debida, incluso ha llegado a bromear con ellos.

Eso ha hecho de Dunn el villano favorito de los seguidores de los Medias Blancas, que han llegado a celebrar hasta los pelotazos que éste ha recibido como si fueran conexiones de cuadrangular. También han festejado intensamente los incogibles que ha conectado, como el de ayer, el cual celebraron como si hubiera conectado un jonrón para ganar el juego. Dunn les siguió la corriente y al llegar a la inicial se quitó el casco y saludó.

Pero luego sí fue real, sí hubo un motivo genuino por el que aplaudir a Dunn. Y es que en el octavo inning del encuentro, cuando el equipo estaba perdiendo 3-2, el gigantón descargó toda su fuerza a un pitcheo de Aaron Crow y lo depositó en las gradas del jardín derecho, para darle vuelta al marcador 4-3 y poner al equipo en una buena situación para al final obtener la victoria, que se dio por un balk del mismo Crow, cuando estaba enfrentando a Dunn en el noveno episodio.

En ambas situaciones, tanto en la del cuadrangular, como en la del balk, los aficionados le brindaron su máximo reconocimiento a Dunn, quien lo que ha hecho desde que llegó al equipo es disfrutar de la intensidad con la cual los fanáticos viven el juego.

“Todo ha sido muy divertido. Creo que ellos son unos grandes fanáticos, que quieren ver a su equipo ganar y a uno haciéndolo bien. Poco a poco me he sintiendo mejor, en los últimos días algo ha cambiado y creo que ahora volveré a ser el bateador de los últimos años”, dijo Dunn, quien no ha perdido el optimismo ni la confianza en sí mismo, pese los duros momentos que le ha tocado pasar desde su llegada al equipo.

Matt Thornton lo dijo una vez: “Este es un jugador que siempre nos ayudará, bien sea con su juego o con su personalidad, porque es muy amistoso”. Así se ha mostrado hasta ahora.

El manager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, comentó hoy: “Me aseguré de mantenerlo siempre en juego, de darle la oportunidad de ayudarnos, porque eso solo lo puede hacer jugando no en el banco. Además a él lo trajeron aquí para jugar. Sé que no ha estado bien, pero ahora ha mejorado un poco, cuando estuvo mal me aseguré de darle toda mi confianza y que él se sintiera seguro de sí mismo. Ojalá y lo que ha venido haciendo en los últimos días sea una señal de lo que hará en la segunda mitad de esta temporada, porque de verdad lo necesitamos”.

En lo que va de campaña, la máxima contratación de los Medias Blancas tiene promedio al bate de .171, con ocho jonrones y 31 carreras remolcadas. Se ha ponchado en 105 ocasiones y ha tomado 44 bases por bolas. 

Dentro del clubhouse: 

-       El cuerpo técnico de los Medias Blancas de Chicago le gastó una broma al manager, Ozzie Guillén, al colocarle una foto del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en el clubhouse. “¿Qué hace eso ahí, por qué pusieron eso ahí?”, dijo el estratega.

-       Guillén dijo que él equipo no está pensando en la cadena de 19 juegos que comenzaron ayer ante sus rivales de la División Central de la Liga Americana. “Tenemos que ir juego, no podemos estar pensando en ganar tantos juegos. Tenemos que ir uno a la vez, concentrarnos en el día a día”, dijo.

Omar Vizquel estará defendiendo hoy el campocorto de los ChiSox.

1 Comentario

mejor que lo subasten en eBay, ni batea ni corre. Alexei le tira la pelota, luego de gran atrapada, y no la agarra y le marcan error al cubano upfff poly dnd estás, haha. Es un paquete de 56 million dollars

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: