Hoy no fue el día

Chicago.- No fue hoy. Otro día que nos
acostaremos pensando en la derrota y en cuándo saldrán los Medias Blancas de
este mal momento, que ya se ha extendido a 16 juegos, de los cuales solo se han
ganado tres.

Esta noche la
historia no fue muy distinta a las pasadas, solo que por primera vez desde la
última ocasión que el equipo jugó en casa -el 17 de abril-, el conjunto
inauguró el marcador y luego perdió la ventaja.

Un fallo en
la comunicación entre Paul Konerko y A.J. Pierzynski permitió que los Orioles
comenzaran a descontar el liderato inicial de tres carreras, en el tercer
inning. De ahí en adelante el juego estuvo disputado, con un conjunto de
Chicago batallando, pero llegó el apocalíptico séptimo episodio.

En esa
entrada, Jesse Crain, quien entró en relevo de John Danks, tuvo algunos
inconvenientes con su control, pero luego de ponerla en dos out y de tener a
dos hombres en las bases hubo un error de Alexei Ramírez, en una jugada que
hubiera acabo el capítulo.

Sin embargo,
tras el pecado del campocorto se abrió la compuerta para que Baltimore anotara
cinco carreras, sucias, y colocara el encuentro en situación de trámite para su
victoria y la derrota número 13 de los Medias Blancas en los últimos 16
partidos.

Pero eso es
parte del juego, los errores también cuentan y por eso crucificar a Ramírez,
quien presenta seis pecados en la temporada, no es nuestra intención, porque
además hubo hechos más importantes que hubieran podido cambiar la historia del
juego.

Siempre se ha
dicho que nunca te ves tan mal como cuando pierdes ni tan bien como cuando
ganas. Esa máxima se está cumpliendo ahora con los Medias Blancas, que además
no han contado con una pizca de suerte. Por ahí dicen que mejor es tener suerte
que ser bueno.

¿Por qué
escribo esto? A continuación les explicó.

Hoy cuando el
equipo estuvo arriba en el marcador hubo dos conexiones importantes, que en
cualquier otro momento se hubieran ido del estadio y hubiesen sido jonrones.
Pero no, que va, para qué hacer las cosas fáciles y si pueden ser difíciles. El
viento sopló en contra en ambos batazos y los jardineros de los Orioles pegados
a la pared, uno de ellos saltando incluso, capturaron las dos truenos de Alexei
Ramírez y Adam Dunn.

¿Qué hubiera
pasado si ambas conexiones hubieran traspasado la barda? Por lo menos los
Medias Blancas tendrían seis carreras en vez de cuatro. Quizás la historia
ahora sería distinta o quizás igual, nunca lo sabremos, pero por lo menos el
desenvolvimiento del encuentro hubiese tenido otras variantes.

El equipo,
aún con sus problemas ofensivos, tampoco pudo aprovechar el inning grande que
se le presentó, que fue el quinto, cuando con tres hombres en las bases y Paul
Konerko bateando falló y los Medias Blancas se fueron sin carreras.

A la entrada
siguiente, los Orioles no perdonaron y se fueron adelante con tan solo un swing
-habían empatado el juego en el quinto acto-.

De ahí en
adelante todo fue historia para los Medias Blancas, que hoy no contaron con su
manager, Ozzie Guillén, quien inició la suspensión de dos juegos, tras ser
expulsado el miércoles en Nueva York, por el umpire de home, Todd
Tichenor
.

Mañana será
un nuevo día y esperemos a que con él vengan mejores resultados para los Medias
Blancas de Chicago. Ahora el récord es de 10-18.

Ahora algunos datos:

  • Hoy está de
    cumpliendo 77 años de edad nuestro salón de la fama, Luis Aparicio.
  • Ozzie Guillén
    volvió a llamar a la calma, a no entrar en pánico. “Sé que las expectativas
    están altas con este equipo y nadie tiene las expectativas más altas que yo. Le
    digo a la gente de Chicago y a los fanáticos del equipo que no entren en
    pánico. Esta no es ningún excusas”.
  • En cuanto a
    su suspensión Guillén dijo que había hablado con los ejecutivos de Major League Baseball y que les había
    dicho que aceptaba su responsabilidad. El estratega también comentó que no va a
    dejar de escribir sus tweets. “Lo seguiré haciendo pero de mi vida. Ya ven todo
    lo que sucedió cuando por primera vez puse algo de beisbol”, expresó.
  • Kenny
    Williams, gerente general de los Medias Blancas, también habló en relación a la
    situación de la novena. “Sabemos que tenemos un mejor equipo del que se ha
    visto. Esta es una temporada larga y en cualquier momento íbamos a tener un mal
    momento, lo importante es estar en el primer lugar cuando termine el año. Aquí
    estamos optimistas, porque pese a la situación tenemos el talento para salir de
    ella”, dijo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: