Más difícil de lo normal

Chicago.- ¡Vaya! Cuando se está en un mal
momento y se lucha férreamente para salir de él, en muchas ocasiones, pareciera
que todo a nuestro alrededor conspirara para no dejarnos salir de él.

Eso mismo le
está pasando a los Medias Blancas de Chicago en estos momentos.

La ofensiva
del equipo está sumergida en una profunda sequía de producción y cada vez que
alguien conecta un buen batazo, en una situación importante del juego, de la
nada sale uno de los “súper fildeadores” de los Rays de Tampa Bay y trunca todas
las ilusiones del momento.

Eso ha
sucedido una y otra vez en la serie de cuatro juegos que los muchachos de Ozzie
Guillén están teniendo en el Tropicana Field y que acaba hoy. A Dios gracias
dirán muchos.

Las
intervenciones de la defensiva de los Rays han sido geniales, de esas que todos
los días salen en las mejores jugadas de la jornada en ESPN y de las que si uno
ve una o dos en una temporada se siente afortunado.

Tanto Sam
Fuld como Matt Joyce, dos de los tres jardineros de la novena de Tampa Bay, se
han encargado de hacer mucho más miserable y frustrante el momento ofensivo de
los Medias Blancas.

En los
últimos siete juegos -de los que han perdido todos- el equipo tiene promedio al
bate colectivo de .189, con 13 carreras remolcadas. Así de grave ha estado la
cosa.

Las intervenciones
de Fuld y Joyce han arruinado las posibilidades de los Ozzie Boys de fabricar
rallies y encender la chispa de su ofensiva.

Entre los dos
han hecho jugadas de cabeza, deslizándose de pie, tirando un guantazo,
saltando, de todas las formas que se les puedan imaginar. Todas esas acciones
de último recurso, pero que les han salido exitosamente.

Ha sido tal
el despliegue defensivo de las Rays y en especial de Fuld y Joyce, que Ken “Hawk”
Harrelson, quien fue pelotero profesional, gerente general de los Medias
Blancas y desde hace 21 años de desempeña como narrador de televisión del
equipo, aseguró que nunca en su carrera había visto una serie con tantas
jugadas defensivas de tan alta calidad como las exhibidas por los Rays.

“Uno puede
ver una gran jugada por serie, pero no tantas como las que han hecho estos
muchachos de los Rays”, dijo Harrelson.

Con esto
amigos no pretendemos justificar o maquillar el slump ofensivo de los Medias
Blancas, porque los contrarios están a la defensiva para hacer el trabajo que
han realizado los Rays en esta serie.

Sin embargo,
cuando se trata de salir de ese mal momento y todo se te hace o te lo hacen más
difícil de lo normal, la cosa se complica más.

Es como si
uno estuviera boxeando con alguien y cada vez que lo tienes en la esquina,
contra las cuerdas, te saca un golpe que no sabes cómo ni de dónde vino y te
manda a la lona.

Así han sido
las ocho jugadas que, con hombres en las bases significando potenciales
carreras, han realizado los Rays.

Esperemos que
la historia, hoy, sea otra, que la ofensiva de los Medias Blancas mejore un
poco y que el nivel de los “súper fildeadores” de Tampa Bay vuelva a la normalidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: