Gira positiva

Chicago.- Se logró el primer cometido, salir
con récord positivo de la primera gira de la temporada.

¿Qué pudo
haber sido mejor? ¿Qué hay cosas por ajustar y corregir? Claro que sí, pero obtener
tres victorias en cinco juegos como visitantes es bueno, más cuando esos
triunfos fueron contra equipos de la misma división, la Central de la Liga
Americana.

Así que
amigos seguidores, fanáticos y aficionados de los Medias Blancas de Chicago,
tranquilos que se hizo el trabajo y mañana recibiremos al equipo, para el
primer juego en la ciudad, con récord positivo (3-2).

Es verdad,
que durante esta gira inicial se han podido ganar todos los juegos, incluso en
los dos que se perdieron se llegó a tener la victoria parcial. Sin embargo,
algunos problemas en el pitcheo, en especial el de relevo, abrieron las brechas
para en vez de sumar dos triunfos hayan sido dos derrotas.

En ese
aspecto del bullpen vamos a detenernos por un momento para hacer algunos
señalamientos. Ciertamente Will Ohman, quien está llamado a ser el zurdo
situacional del equipo, no ha estado bien, él mismo lo ha reconocido. Pero esa
no debiera ser la tendencia, ya que durante su carrera ha sido un especialista
exitoso en su función.

El manager
Ozzie Guillén declaró que confía en él y que lo seguirá empleando. Ya le llegará su momento.

Pero más allá
de Ohman hay dos aspectos, que señalamos en nuestro análisis previo a la
temporada y que hay que seguir. El primero es respecto a Chris Sale, quien tuvo
la responsabilidad de mantener la ventaja del martes, ante los Reales de Kansas
City, y la desperdició, al recibir jonrón de Billy Butler. Posteriormente el equipo
perdería el encuentro.

El fallo del
joven zurdo en ese encuentro estuvo en su control, estuvo constantemente por
debajo en la cuenta y cuando tuvo que vender pitcheos, la ofensiva de los
Reales aprovechó.

Hoy, Sale fue
el ganador del juego de los Medias Blancas, en el que actuó por espacio de dos innings,
en los que tuvo control de la zona de strike y solo permitió un hit; ponchó a
dos hombres.

A medida que
vaya avanzando la temporada y el joven zurdo se vaya sintiendo más cómodo y el
equipo le vaya buscando los mejores matchup 
y le vaya dando más responsabilidades se irán viendo los resultados de
su talento.

Otro aspecto
a considerar es que esta tarde Matt Thornton, en su primera oportunidad de
salvar en la temporada, no pudo cumplir con su función y eso generó un desgaste
en él y en el bullpen del equipo, que mañana llegará a Chicago con una buena
cantidad de innings encima, producto de los dos juegos seguidos que se han ido
a entradas extras.

Recordemos
que Thornton está en su primer año como cerrador y hay una serie de factores a
los que se debe ajustar y desarrollar, entre ellos el de ese instinto “asesino”
para tener sangre fría y cerrar los juegos.

Por él hay
que esperar, además, lo de hoy pudo ser un hecho aislado, ya que apenas era su
segunda presentación de la temporada, primera con oportunidad de salvar, y la
última vez que había lanzado fue hace tres días. Para muchos relevistas, en
especial los cerradores, largos periodos de descanso los saca de ritmo.

Ahora bien
amigos, el pitcheo no es el único que necesita hacer ajustes y mejorar, la
ofensiva, aunque ha estado produciendo muchas carreras (40 en cinco encuentros),
también debe corregir algunas fallas.

Durante estos
primeros partidos no se ejecutaron jugadas claves, de toques de bolas, que a la
final resultaron costosas. Igualmente en ocasiones falló el corrido de las
bases en momentos importantes y eso también afectó.

Obviamente
hay tiempo para mejorar, pero cuando antes mejor, porque eso generará mejores
resultados. Además con la ausencia de Adam Dunn, quien tuvo que ser operado
anoche y estará fuera de acción por al menos cinco juegos, hay que buscar más
formas de fabricar carreras. Recuerden que mientras más armas se tengan, mejor.

También hay
que hablar de la defensa que, increíblemente, ha cometido seis errores en cinco
juegos. No es nada para catalogarlo de grave o alarmante, menos sabiendo en los
juegos en los que se realizaron esas pifias el equipo terminó ganándolos. Pero
uno nunca sabe en qué momento ese pecado puede costar una victoria. Además
mientras más limpio se juegue a la defensa mejores rendimientos tendrán los
lanzadores.

Bueno amigo
lo cierto es que hay un buen equipo, que se comenzó bien, que mañana los Medias
Blancas juegan en casa y la temporada en Chicago comienza con récord positivo.
Así que tranquilos, se va ganando y en el camino se van haciendo los ajustes. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: